Lunes, 24 Julio, 2017

            

El PP advierte de que a Cuenca se le están “acabando los motivos” para mantener en su puesto al jefe de la Policía Local

Antonio Granados se pregunta “qué favores está pagando Cuenca” y qué razones le impiden “destituir de manera fulminante” a alguien que está investigado por la presunta comisión de dos delitos

Archivo GD
Gabinete


image_print

El grupo popular en el Ayuntamiento de Granada ha instado al alcalde de la ciudad, el socialista Francisco Cuenca, a tomar nota del “nuevo lío” en que se ve envuelto el jefe de la Policía Local, José Antonio Moreno, que ha sido citado como investigado por unas presuntas coacciones a un subinspector del cuerpo local. Desde que ocupa el cargo, además, Moreno ha estado involucrado en otras dos causas: una, por supuestas injurias a la concejal popular María Francés y la otra, por acoso laboral a un compañero. En esta última ya ha declarado en sede judicial.

El portavoz adjunto del grupo municipal, Antonio Granados, ha resaltado que al alcalde “se le están acabando los motivos para seguir confiando” en un mando “que fue impuesto, que no entró por consenso” y que genera “discrepancias internas”. De hecho, ha enfatizado que en la Policía Local hay “dos bandos claramente diferenciados” y que Moreno, en lugar de poner paz “ha incrementado la división”, cosa de la que culpa directamente a Cuenca puesto que “es él quien actúa desde la soberbia y la arrogancia, aunque apele de manera permanente al diálogo”.

En ese sentido, Granados ha recordado que Moreno fue reprobado por el pleno del ayuntamiento y que eso debió haber comportado “su destitución inmediata”. Sin embargo, por motivos “difíciles de explicar”, Cuenca le mantiene en su puesto. “No sabemos qué favores estará pagando Cuenca. Es posible que si Moreno sigue ahí sea como consecuencia de un pacto secreto entre el alcalde y Luis de Haro, concejal de Podemos”.

El portavoz adjunto ha pedido responsabilidades al alcalde, “que estaba al tanto de este presunto caso de coacciones y no hizo nada por evitarlo”. Su única salida, ha remachado, pasa por la “destitución fulminante” del jefe de la Policía Local.

Asimismo, el grupo popular en el Ayuntamiento de Granada ha recordado que en marzo ya denunció la existencia de una “caza de brujas” en la Policía Local y acusaron a Moreno de intentar que los subinspectores firmaran “un pseudocontrato” que no respetaba el convenio laboral y que, en la práctica, les obligaba a hacer “lo que él quisiera”. Los populares han hecho hincapié en que nada de lo que sucede en la Policía Local es nuevo y que por tanto no se sostiene de ninguna manera que su jefe diga ahora que está “perplejo” ante las denuncias y que hable de una supuesta confabulación para dañar su honor.

“Cuenca debería centrarse en garantizar la eficiente prestación de un servicio público esencial, en lugar de incentivar las persecuciones, la creación de bandos y la división interna”, ha finalizado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *