Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

El PP acusa al gobierno de Cuenca de “asfixiar” a cuatro asociaciones de vecinos de la zona Norte al no pagarles por mantener las instalaciones deportivas

Los populares denuncian que los trabajadores llevan sin cobrar desde febrero y que no hay previsión de que lo hagan hasta mayo, una situación que ha llevado a los colectivos vecinales a pedir créditos para hacer frente a los pagos

Imagen de archivo de una pista multiusos de un polideportivo de la zona Norte | Archivo GD
Gabinete


image_print

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada ha acusado al equipo de gobierno que preside el socialista Francisco Cuenca de “asfixiar” a cuatro asociaciones de vecinos de la zona Norte, al no pagarles las subvenciones por gestionar las instalaciones deportivas del lugar. Ese “impago reiterado” afecta a colectivos de Parque Nueva Granada, Rey Bades, Casería de Montijo y Almanjáyar.

El concejal Rafael Caracuel ha explicado que ni en febrero ni en marzo se han producido los pagos previstos y ha denunciado algo que le parece aún más grave: cuando las asociaciones han protestado, desde el ayuntamiento se les ha anunciado que no cobrarán hasta mayo.

“La situación es preocupante. Algunas asociaciones han tenido que recurrir a créditos para pagar las nóminas a los trabajadores y conseguir que las instalaciones sigan funcionando”, ha criticado el edil popular, que entiende que esto no es sino “otro ejemplo de la pésima labor de nuestro alcalde, que no se da cuenta de que las asociaciones de vecinos, en muchos casos, son los que se encargan de gestionar asuntos municipales ante la incapacidad de los gobernantes para hacerlo”.

Caracuel ha avisado de que hay colectivos que, a la vista de la situación, ya se están planteando “dejar las llaves de las instalaciones deportivas en el ayuntamiento y que las trabajen otros, porque no se pueden permitir estar más meses sin cobrar” y ha lamentado que no se tenga ninguna sensibilidad en un asunto fundamental como el fomento del deporte, “que es transmisor de valores positivos y hábitos de vida saludables, cosas muy necesarias en lugares como la Zona Norte. Esperemos que el alcalde o el concejal de Deporte, Eduardo Castillo, tomen cartas en el asunto cuanto antes y no lleguemos a la situación de ver cómo se cierran instalaciones por culpa de esos impagos”, ha finalizado.

Por su parte, la concejal Inmaculada Puche ha puesto el acento en que la colaboración entre ayuntamiento y asociaciones vecinales fue una iniciativa que puso en marcha el PP cuando estaba en la alcaldía “y que funcionó muy bien hasta que llegaron los socialistas”.

El problema, ha apuntado, es que a esas asociaciones les pagan como si fueran proveedores y el periodo medio de pago está ahora en 140 días “y subiendo”. Más adecuado sería, ha sugerido, que se les tratara “como si fueran trabajadores del ayuntamiento” y no tuvieran que sufrir una espera tan larga “a la que en muchos casos no pueden hacer frente”.

“Este gobierno está demostrando que no cree ni en la igualdad, ni en el fomento del deporte ni en apoyar a zonas de la ciudad que lo necesitan. No podemos permitir que Tesorería les diga un mes tras otro a estos trabajadores que no hay dinero. El alcalde tiene que buscar soluciones cuanto antes”, ha añadido la concejal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.