Viernes, 20 enero, 2017

El PP acusa a los socialistas de crear “cortinas de humo” y de “mentir y alarmar” a los granadinos con “falsos agujeros económicos”

El concejal Francisco Ledesma advierte de que "el problema de fondo es que el gobierno de Cuenca no quiere enfrentarse a sus colegas de la Junta y pedirles lo mucho que le deben" y prefiere “asustar y engañar a los granadinos”

Francisco Ledesma | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada ha acusado al gobierno socialista en general, y sobre todo a su concejal de Economía, Baldomero Oliver, de crear “cortinas de humo” y de asustar a los granadinos con noticias sobre supuestos agujeros económicos creados durante la etapa de los populares en la Alcaldía.

La última “desfachatez”, como la ha calificado el concejal Francisco Ledesma, ha sido atribuir a los populares un supuesto agujero en las arcas municipales de 2,7 millones, cantidad que habrían reclamado la Universidad de Granada y la extinta Empresa Pública de Suelo Andaluz (EPSA) por la expropiación de unas parcelas en Cerrillo de Maracena.

Asistido por numerosa documentación, Ledesma se ha opuesto esa acusación paso a paso. Se ha remontado a un informe de junio de 2000 en el que los técnicos de Urbanismo ya advertían de que la expropiación de terrenos en suelo no urbanizable le podría costar al Ayuntamiento unos 5.000 millones de pesetas (lo que ahora serían 30 millones de euros).

“Las cuentas están claras: por lo pronto ya hay una sentencia por unos terrenos expropiados en el PTS por 15 millones de euros y otra en la calle Sirena por 13 millones”, ha explicado Ledesma, que ha añadido que en ese mismo documento se detalla que existen otros 477.000 metros cuadrados en Granada susceptibles de ser expropiados. “Oliver ha cometido una imprudencia porque está abriéndole las puertas a los propietarios de esos terrenos al camino de la expropiación y a que se les tenga que indemnizar”, ha remarcado.

Además de dejar claro que el gobierno de entonces, presidido por el socialista José Moratalla, “no hizo caso de esos informes técnicos” y que por tanto “no puede hablarse ahora de una herencia del PP, sino en todo caso del PSOE”, Ledesma ha entrado en detalles sobre el terreno por el que ahora Universidad y Junta reclaman dinero. Son 11.000 metros cuadrados en unas pendientes en los márgenes del río Beiro “que no están incluidos en el Plan Parcial T1, como se quiere dar por cierto para confundir a la opinión pública, sino adscritos al T1”.

Ha dejado claro que en el Registro de la Propiedad figura que sus propietarios son la Universidad y EPSA y que no han sido expropiados. “Nunca han reclamado el pago, nunca se ha solicitado la expropiación y tampoco se ha ocupado el suelo. Por lo tanto no hay obligación de pago de ese dinero del que nos hablan ahora, porque no es una deuda vencida, líquida y exigible”.

Pero es que, aun en el caso de que se hubieran iniciado los trámites de expropiación, ha agregado, el Ayuntamiento tampoco habría tenido que pagar con dinero “porque la Ley de Expropiación de 2008 recoge que el expropiado no se puede oponer a un pago en especie. Y si en el T1 el Ayuntamiento tiene terrenos valorados en ocho millones, podría darles una parte equivalente y no se podrían negar”.

Ledesma ha ido más allá y ha aportado otro dato: la Junta adeuda mucho dinero al Ayuntamiento de Granada y, llegado el caso, esa supuesta deuda de 2,7 millones se podría liquidar mediante el habitual sistema de compensaciones entre administraciones. Y ahí es donde el concejal popular ha criticado que todo el énfasis que el PSOE está poniendo en resaltar los presuntos agujeros económicos que ha encontrado no son más que “cortinas de humo” para ocultar que es “incapaz” de cobrar esa deuda que mantiene la administración autonómica con el Consistorio.

De hecho, ha sacado a colación que, como respuesta a una pregunta suya, el pasado 29 de julio el Ayuntamiento le detalló que la Junta tenía “el compromiso de pago” de más de 6 millones de euros por la financiación de servicios sociales y ayuda a domicilio. “Ahí es donde nos toma el pelo o a los concejales populares o, lo que sería más grave, a los granadinos. Porque un compromiso de pago no es lo mismo que un ingreso. Sólo por esos dos conceptos, la Junta ha dejado de ingresar más de 6 millones de euros a las arcas municipales.  Así que, aunque lo que debería hacer es pelear sus deudas como hemos hecho nosotros, si el Ayuntamiento insiste en pagarle a sus colegas de la Junta esos 2,7 millones, la Junta nos seguiría debiendo más de tres, y sólo por esos dos conceptos”, ha apuntado.

La “cortina de humo”, por lo demás, también “es una estrategia del PSOE” para tapar lo que Ledesma ha definido como “subida de impuestos a la inversa”, puesto que para cuadrar “un presunto déficit de 1,8 millones”, pretende eliminar las bonificaciones fiscales.

Eso supondría, en la práctica, gravar a los propietarios de vehículos de más de 25 años, “que en su mayoría son personas que no pueden comprarse otro”, o quitar la bonificación del 5% por domiciliación para el IBI, que unida a la del 90% del IBI social, “que fue algo que pusimos en práctica los populares”, supondría una merma del 95% del contribuyente. “¿Perjudicar a las clases más desfavorecidas es el modelo económico y social que persigue el PSOE en Granada, ese era el programa electoral con el que pretendía gobernar la ciudad?”, se ha preguntado Francisco Ledesma, a modo de conclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *