Jueves, 19 Octubre, 2017

            

El policía de Chicago acusado de matar de 16 disparos a un joven negro sale de prisión bajo fianza

Cientos de personas han salido a las calles de la ciudad de Chicago para manifestarse contra los excesos policiales

Jason Van Dyke | Foto: Handout/Reuters
E.P.


image_print

Jason Van Dyke, el agente de Policía de 37 años acusado la semana pasada de homicidio en primer grado por la muerte del joven afroamericano Laquan McDonald, de 17 años de edad, en unos hechos que tuvieron lugar en octubre de 2014, ha salido este lunes de prisión bajo fianza.

Van Dyke –que disparó en 16 ocasiones a McDonald, quien falleció en el acto– ha abandonado la cárcel tras entregar un cheque equivalente al 10 por ciento de la fianza de 1,5 millones de dólares impuesta por un juez de Chicago este mismo lunes, según ha informado el diario local ‘The Chicago Tribune’.

Funcionarios de Chicago difundieron la semana pasada el vídeo de la muerte a tiros de McDonald poco después de que los medios de comunicación locales se hiciesen con una versión reducida del mismo. El documento se liberó apenas unas horas después de que el agentes fuese acusado de asesinato en primer grado y trasladado a prisión.

Cientos de personas han salido a las calles de la ciudad de Chicago para manifestarse contra los excesos policiales desde que el vídeo viese la luz. Una de estas protesta, convocada en el centro comercial de Chicago, obligó a cerrar grandes almacenes y reforzar la seguridad en la gran jornada de descuentos de Estados Unidos.

Es la primera vez en la historia de Chicago que un policía es acusado de asesinato. Según las palabras del alcalde, Rahm Emanuel, esta muerte a tiros es un hecho “horrible” y “sin justificación”. “Está bien ser apasionado, pero es esencial permanecer tranquilos en estos momentos”, dijo el mandatario local.

Desde un primer momento se temió que hubiese brotes de violencia, disturbios y manifestaciones similares a las que han ocurrido en Baltimore, Ferguson y Missouri después de los crímenes de jóvenes afroamericanos en las zonas. La Policía de Chicago ha dicho de que “facilitará” las protestas, pero advierte de que no va a tolerar el comportamiento criminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *