Martes, 11 de Diciembre de 2018

            

El plan más refrescante a diez minutos de Granada | Vídeo

Aquaola ofrece opciones para escapar del calor del verano para gente de todos los gustos y edades

Imagen de la piscina de olas del Parque Acuático Aquaola | Foto: Gabinete
Jose David Villén | @josedavidVM_


image_print

Aquaola, el complejo ubicado en Cenes de la Vega, comienza a recibir la llegada de bañistas que buscan diversión y refugiarse de las temperaturas propias de esta época del año. A través de los años, este destino se ha ido consagrando como uno de los favoritos de los granadinos, llegando hasta el punto de ser ya una vía típica para escapar del calor estival.

En lo que a atractivos se refiere, el parque acuático Aquaola ofrece 40.000 metros cuadrados de atracciones para todas las edades. Además, una de los factores más característicos del parque  es la gran cantidad de vegetación que se puede encontrar a lo largo de todo el perímetro, dotando al parque de amplias zonas de sombra para el descanso del visitante.

Junio trajo al clima granadino una llegada un poco inusual, con lluvias los primeros días y una irrupción repentina del calor. La llegada tardía de las altas temperaturas ha hecho que la temporada no terminase de arrancar hasta ahora. La gerente de Aquaola, Raquel Rodríguez, asegura que ”el comienzo de temporada ha sido más lento que otros años, hemos notado que el verano no terminaba de llegar con fuerza y la gente no se atrevía a bañarse”. 

Las atracciones preferidas por los bañistas son, como es de esperar, los toboganes. “Lo que más me gusta son las pistas blandas”, dice María, que visita por primera vez el parque acuático con sus amigas. Hay quien prefiere algo más tranquilo, como Raquel, “a mí me gustan más los toboganes en los que bajas en colchones, como el río bravo”,su padre, sin embargo, se decanta por las atracciones más rápidas.

Los más pequeños pueden disfrutar de la piscina infantil, que cuenta con un barco y varios toboganes adecuados para ellos, además de la piscina de olas, que cuenta con un horario fijado en el que se activa la maquinaria que las produce.

Para los que buscan más tranquilidad, el río bravo, en el que se realiza un recorrido en flotador por varios toboganes, supone la opción más adecuada dentro de la extensa oferta del parque acuático granadino. Para relajarse los bañistas disponen de una piscina de burbujas, donde pasar un rato tranquilo y agradable.

Los que quieran emoción disponen de varios toboganes con grandes pendientes y curvas que se toman en cuestión de segundos. Las famosas pistas blandas representan la opción más viable para este tipo de gente junto con los toboganes más veloces, el Mulhacén y el Veleta, aptos solo para los más valientes.

Aquaola abrirá sus puertas durante todo el verano, ofreciendo tarifas en función de la edad y precios reducidos para entradas de media jornada.

Si no puedes visualizar el vídeo, haga clic aquí 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.