Martes, 18 de Diciembre de 2018

            

El pintor Rowland Fade inaugura una exposición en la Casa de la Cultura de Almuñécar

La muestra, que recoge una treintena de sus últimas obras, se podrá visitar hasta el 16 de noviembre

Rowland Fade en su taller
Gabinete


image_print

La sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de Almuñécar acoge desde hoy hasta el próximo día 16 de noviembre una muestra pictórica de uno de los artistas más importantes afincados en Almuñécar como es Rowland Fade (10 de mayo de 1939 en Norwich Inglaterra)

Fade presenta en esta ocasión una treintena de obras realizadas durante los últimos dos años, afianzándose en las nuevas bases que comenzó en su anterior exposición “Nuevos caminos” del año 2014. Dos años de evolución y sorpresa, donde queda en evidencia su alejamiento del esquematismo formal, hacia una figuración más libre y espontánea.

El artista al hablar de esta muestra ha recordado a uno de sus héroes: Oscar Wilde, cuando dijo una vez que “lo mejor del Arte es su inutilidad”.   En este sentido llega a afirmar  que “cuando más admiro a Wilde, más tiendo a disentir de él en algunos aspectos ¿ Sin escritores, ni pintores, que conoceríamos de nuestro pasado?; la respuesta es bastante simple y evidente: ¡Absolutamente nada! dice Rowland Wide.

Durante los últimos 150 años la pintura y el Arte han llegado a ser un anacronismo en relación a la contemplación de la historia desde un prisma visual y estético. La llegada de la fotografía en el siglo XIX, liberó a los pintores y les dio libertad de reflejar sus ideas y pensamientos, alejándoles así de pintar lo ya existente. ¡Qué fantástica situación!, en lo que a mí me concierne como creador. Durante estos últimos años me he vuelto del revés. No soy el mismo.  Mi trabajo creativo ha enloquecido. Me he llenado de gatos, peces, budas, filósofos, mesas andarinas y un sin fin de elementos cotidianos que enriquecen mis obras en situaciones fantásticas, que te llevan al humor y a la sorpresa.

Rowland Fade afirma que en estos momentos está sumamente preocupado por el fondo de las ideas que trasmite en su trabajo. “En este mundo que va de mal en peor (cito textualmente a Kurt  Vonnegut, ¡Necesitamos color y alegría!). Eso es lo que intento conseguir en mi trabajo actual, ¡positivismo!”, subraya.

Y es que este artista sexitano desde que llegó y conoció Almuñécar, en el año 1964, no ha dejado de maravillar con su continua evolución plástica, siempre de perfecto acabado y de factura impecable, sus arquitecturas oníricas y sus elementos: collages, huesos, caracoles, cuerdas, papel y sus detalles insertados en las obras…elementos de la vida cotidiana: etiquetas, juguetes, cartas. Pequeños objetos que hacen saltar su obra hacia las tres dimensiones escultóricas, sus personajes salen del plano del cuadro para acercarse al ojo del espectador.

Rowland Fade (10 de mayo de 1939 en Norwich, Inglaterra). Cursó estudios en la Escuela de Arte de Berkshire 1964 .Empieza a ganarse la vida con la pintura, presentado, tres años más tarde, la primera exposición en solitario. En 1969 se instala en España, viajando por el resto de Europa, hasta que fija definitivamente su residencia en 1995 en Almuñécar. Ha celebrado numerosas exposiciones personales por España y otros países europeos.

La muestra que se inaugura este jueves, podrá visitarse hasta el 16 de noviembre, de lunes a sábados en horariode mañana y tarde: 11 a 13:30 y 18 a 20 horas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.