Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El peor momento de la temporada

El Granada afronta el parón liguero con un pie en Segunda División tras desperdiciar dos oportunidades de oro ante dos rivales directos

Imagen durante el partido ante el Sporting de Gijón | Foto: LFP
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

 

Nadie se esperaba que el Granada tuviera opciones de mantenerse en Primera División tras una primera vuelta nefasta. Pero el conjunto rojiblanco acostumbra a renacer, y así lo hizo enganchando tres victorias consecutivas en casa, que le daban aire y posibilidades de quedarse en la élite.

DESPERDICIO EN BUTARQUE Y DERROTA INMERECIDA ANTE EL ATLETI

Así, mezclando buenas sensaciones en Los Cármenes y actuaciones decepcionantes fuera, el Granada llegó a Butarque hace un par de fines de semana con la posibilidad de salir del descenso. Si ganaban a un rival directo como el Leganés, estaban fuera de peligro, al menos una semana. Pero no lo hicieron, poniéndose la permanencia cuesta arriba.

A la siguiente jornada, los de Alcaraz volvieron a dar buena imagen en casa, ante un ‘grande’ como el Atlético de Madrid, pero no sumaron ni un punto, por lo que llegaban al Molinón con la obligación de ganar. Y otra vez no pudo ser.

OCHOA SALVA LA GOLEADA EN EL MOLINÓN

El Sporting de Gijón se mereció el triunfo desde el minuto cero, a pesar de ese gol anulado a Ingason. Sí, el Granada plantó cara en la primera parte, pero defensivamente sigue siendo un coladero que en el Molinón se sostuvo gracias a un inspirado Ochoa.

Con el gol de Ingason -este sí valió- la ilusión se disparaba, pero nada estaba más lejos de la realidad. El Sporting noqueó al Granada en siete minutos con tres goles. La reacción fue de un equipo que corría a años luz de la Primera División.

El Granada volvió a fallar a su afición, más allá de la derrota, por su actitud tras los goles. Los rojiblancos no saben encajar golpes y esto en Primera División es imprescindible. Muy pocos jugadores se salvan del descalabro granadino.

EL REMATE DE BABIN

Una vez más, por tercera vez esta temporada, un exrojiblanco anota a su exequipo. Babin firmó el 2-1 con un testarazo inapelable. Recordó al que dio la permanencia la temporada pasada en el Sánchez Pizjuán. El defensa pidió perdón como ya lo hizo Machís en Butarque. Édgar, que abrió la veda este curso con su tanto en el Alavés-Granada, si lo celebró.

En el caso del venezolano, marcó a su propio equipo. Otros ex como Fran Rico o Rubén Pérez no marcaron, pero sí que jugaron a un nivel extraordinario ante el Granada. Es un síntoma de lo que ha sido el Granada esta temporada, un despropósito que se pega balazos en el pie a cada paso, o lo que es lo mismo, a cada decisión que se ha tomado durante la temporada.

INGASON, QUINTO GOLEADOR ISLANDÉS DE LA LIGA

Por poner una nota positiva, o quedarse meramente con la anécdota, el estreno como goleador con la elástica rojiblanca horizontal de Ingason le hizo convertirse en el quinto goleador islandés de La Liga. Según los datos de @pedritonumeros se han anotado 19 goles a cargo de islandeses en Primera División: 10 Gudjohnsen, 5 Pértursson, 2 Finnbogason, 1 Thórdur Gudjónsson y 1 Ingason.

UN PARÓN MUY LARGO… Y A LA VUELTA EL BARÇA

El Granada afronta este parón liguero en su peor momento de la temporada, sin ser capaz de ganar a sus rivales más directos y habiendo dejado la sensación, sobre todo en la afición, de que el equipo está condenado a Segunda División, aunque aún queden diez partidos por disputar.

Los números a lograr para sobrevivir son una auténtica hazaña. Habría que ganar seis partidos de esos diez para llegar a 37 puntos y tener opciones, dependiendo de lo que hagan los rivales de aquí a final de temporada. Los rojiblancos están a ocho puntos reales del Leganés, que marca la salvación, y a tres puntos reales por debajo del Sporting de Gijón, ya que los goal-averages son para los rivales. Todo se pone en contra para el conjunto nazarí.

El Granada tiene que recibir al Barça a la vuelta del parón liguero, un compromiso no deseable tras dos semanas en las que tanto jugadores como cuerpo técnico y directiva tendrán mucho tiempo para pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *