Domingo, 16 de Diciembre de 2018

            

El Partido Popular anuncia su rechazo a la propuesta de ordenanzas fiscales

Francisco Ledesma, concejal del PP, ha calificado de “risa o chiste” las reuniones mantenidas entre los grupos municipales y considera que “queda un día menos para que Cuenca deje de ser alcalde”

Francisco Ledesma | Foto: Archivo GD
Noelia Gómez | @noeliagomezm


image_print

La economía del Ayuntamiento de Granada continúa siendo el tema principal de la actualidad política de la ciudad. La falta de acuerdo entre los grupos municipales ha provocado que aún no se hayan aprobado las ordenanzas fiscales del consistorio, paso previo para realizar el presupuesto económico de cara al próximo año. Esta actuación es calificada por el Partido Popular como una “gestión nefasta” del actual equipo de gobierno.

La pasada semana, los días lunes, miércoles y viernes, los grupos políticos se reunieron para tratar de llegar a un acuerdo sobre las ordenanzas fiscales, en unas reuniones en las que, el que fuera concejal de Economía del PP, Francisco Ledesma, ha calificado “de risa o chiste para los granadinos”. Por este motivo, Ledesma ha anunciado el rechazo del Partido Popular a la propuesta del PSOE, al que ha pedido que “si no tiene ni idea de economía, ni de cómo gobernar, deje el gobierno de nuevo a quienes sí saben hacerlo, al Partido Popular”.

Dentro de las propuestas recogidas por el actual equipo de gobierno se contempla la actualización del valor catastral en un 4%, así como la eliminación de la bonificación del 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), medidas que Ledesma considera “a la inversa del programa que decía el PSOE que tenía en materia económico-social para los ciudadanos de Granada”.

Según ha indicado el concejal del Partido Popular, son dos los motivos principales por los que rechazan dichas propuestas: “Porque no tenían programa electoral en materia económica, y porque no han presentado alternativas”. A esto ha añadido que “hasta que no presenten medidas de recorte, de reducción del gasto real en el Ayuntamiento de Granada, el PP no va a permitir que se castigue a los ciudadanos, que son los primeros que sufren las medidas de cuando alguien no tiene gestión o una gestión nefasta en manera económica”.

LA RETIRADA DE LA BONIFICACIÓN, UN EFECTO LLAMADA

Según Ledesma, con la domiciliación del IBI los ciudadanos financiaban al consistorio, por lo que la bonificación suponía una contraprestación para que esta situación de financiación continuase. De este modo, la retirada de la bonificación “va a ser un efecto llamada para que no se domicilie el recibo del IBI”, lo que supondría una “carga a la presión fiscal de los ciudadanos”, así como “cargarse y quebrantar los picos de tesorería del Ayuntamiento”.

El Partido Popular ha denunciado que, de darse este “efecto llamada”, los picos de tesorería del Ayuntamiento de Granada descenderían, lo que podría suponer “no poder pagar nóminas, que no se vaya a poder pagar el 1% de incremento salarial que ya se venía denunciado desde el año pasado, que no se pague la productividad en el Ayuntamiento, que no se realice el pago del 50% de las pagas extraordinarias, etc.”, según ha indicado el concejal.

“UN DÍA MENOS PARA QUE CUENCA DEJE DE SER ALCALDE”

Ante tal situación de falta de consenso en cuanto a la aprobación de las ordenanzas fiscales, Ledesma ha preguntado que “¿por qué no aplican las medidas que tanto exigían al gobierno popular?”, entre las que destacan la reducción del IBI o la supresión de la Línea de Alta Capacidad.

A esta pregunta, el propio concejal popular ha contestado que se debe a que “o no tenían programa económico o porque les cayó la alcaldía como les cayó”. Por este motivo, Ledesma considera que “a partir de hoy queda un día menos para que Cuenca deje de ser alcalde de Granada”. A ello ha añadido que “llevan cinco meses y nos han acostumbrado a meter miedo y alarma social, al postureo político porque no tenían programa electoral en materia de economía. Nadie ha hecho tanto daño en tan poco tiempo”.

¿UNA POSIBLE MOCIÓN DE CENSURA?

Tal y como ha expresado Francisco Ledesma, “la moción de censura siempre ha estado ahí y nunca se va a dejar. Nuestra labor siempre ha sido recuperar la alcaldía”. Pero pese a ello, ha indicado que “no está autorizado a decir si se plantea o no, ya que eso es competencia de Rocío Díaz”. Por este motivo ha matizado que, al hablar de que “a Cuenca le queda un día menos como alcalde”, se refiere a que “es porque ya han gobernado más que nosotros en 2016 y han demostrado una gestión nefasta, además de no estar mirando los intereses de Granada”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.