Viernes, 17 Noviembre, 2017

            

El parque de las Ciencias y Corea del Sur buscan garantizar la seguridad laboral

El Consorcio Parque de las Ciencias ha firmado un acuerdo de colaboración con la Agencia de Seguridad y Salud en el Trabajo de Corea del Sur con el que ambas entidades se comprometen a "mejorar la cultura de prevención de la seguridad y la salud en el trabajo

parque de las ciencias
Parque de las Ciencias de Granada | Foto: Archivo GD
EP


image_print

En septiembre de 2013, representantes del Ministerio de Trabajo del Gobierno de Corea del Sur visitaron el Parque de las Ciencias para conocer de cerca el pabellón Cultura de la Prevención, al que consideran “un referente internacional en este ámbito y al que decidieron tomar como ejemplo para el desarrollo de futuros proyectos tras conocer otros modelos europeos”, según ha informado el museo de divulgación científica de Andalucía.

En su recorrido por las instalaciones, el director adjunto de Seguridad y Salud de la citada agencia coreana, Hyun Geun, manifestó su deseo de “trabajar en proyectos conjuntos” y pidió colaboración al Parque de las Ciencias para “desarrollar propuestas museísticas como la de Granada en el país asiático”.

Tras varios años de trabajo conjunto, esa visita se ha materializado ahora con la firma de este convenio, en el que han participado el vicepresidente de la Kosha, Lee HoSung, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, y el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo. El vicepresidente de la Kosha ha explicado en su visita al Parque de las Ciencias que la intención es exportar y adaptar la idea del pabellón Cultura de la Prevención de Granada a una ciudad cercana a Seúl.

Esta ubicación cuenta ya con un museo interactivo que se perfila como un lugar idóneo para ubicar este tipo de instalación que permitiría, además, dar cumplimiento a uno de los objetivos del Gobierno, como es incentivar la actividad económica de la zona.

El convenio incluye el intercambio de expertos para compartir conocimientos y experiencias y para promocionar consultas e intercambiar información técnica y materiales sobre la cultura de la prevención de seguridad y la salud en el trabajo. Dicho acuerdo, que tendrá una vigencia de tres años, también permitirá el intercambio de publicaciones, materiales y contenidos divulgativos y didácticos.

El vicepresidente de la Kosha, Lee HoSung, ha visitado las instalaciones del Parque de las Ciencias y ha afirmado “estar impresionado”. Aunque ha explicado que en Corea del Sur existen museos de ciencia, sí reconoció que no hay ninguna instalación que aglutine contenidos tan diversos en el mismo espacio, por lo que ha mostrado su disposición a “trabajar para conseguir el apoyo necesario que permita exportar la idea”.

La firma de este documento permite al Parque de las Ciencias dar un paso más en la internacionalización del pabellón Cultura de la Prevención, reconocido ya en 2013 en el ámbito europeo con el Premio DASA, otorgado por el Museo Federal de Seguridad y Salud y un organismo público dependiente del Gobierno Federal de Alemania. Esta colaboración tiene efectos positivos para el museo, pero “también para Granada y para Andalucía, ya que se abren nuevas vías de colaboración con el mundo asiático”, ha explicado el Parque de las Ciencias.

Desde su inauguración en noviembre de 2008, el pabellón Cultura de la Prevención se ha convertido en uno de los tres ejes sobre los que pivota la cultura de la prevención en Europa. Se trata del único centro de este tipo que existe en España y el tercero que se ha creado en Europa con esta finalidad junto a los centros de Tampere (Finlandia) y Dortmund (Alemania).

El pabellón, gestionado por la Consejería de Empleo y el Parque de las Ciencias, se inauguró en 2008 como uno de los principales espacios expositivos del edificio Macroscopio. En estos nueve años este espacio ha recibido más de tres millones de visitas. En una superficie de 1.459 metros cuadrados, el visitante conoce los riesgos a los que está expuesto, no solo en el ámbito laboral, sino también en el hogar o en la carretera y, en general, en la vida cotidiana.

Al visitar este espacio expositivo el visitante puede sentir la vibración de una carretilla, percibir el vértigo que produce subirse a un andamio; analizar los decibelios de determinados ruidos y ver el efecto ralentizado en la cara ante un accidente de coche, entre otras muchas sensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *