Viernes, 21 Julio, 2017

            

El Parque de las Ciencias recoge el Premio a la Protección del Patrimonio Científico e Industrial

La Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía reconoce el trabajo del museo en la rehabilitación de la máquina de vapor de 1901 y la difusión realizada del Año Europeo de Patrimonio Industrial y Tecnológico.

Presentación de la máquina de vapor ya restaurada |Foto: Gabinete


image_print

La Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía (FUPIA) ha premiado al Parque de las Ciencias con el galardón a la iniciativa más relevante de activación del patrimonio industrial andaluz. La rehabilitación y puesta en marcha de la máquina de vapor de 1901, la musealización de diversos elementos industriales y la “excelente” difusión realizada con motivo del ‘Año Europeo del Patrimonio Industrial y Tecnológico’ respaldan este reconocimiento, tal y como ha manifestado la FUPIA en el documento de publicación de sus galardones.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García, acompañada por el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo, y el presidente de Honor de la FUPIA, Miguel Giménez Yanguas, han recogido esta tarde el reconocimiento en Sevilla durante la celebración de un acto institucional que ha reunido a todos los galardonados.

Esta es la III edición de estos premios que tienen el objetivo de reconocer públicamente la labor que realizan investigadores, empresas, asociaciones, entidades y particulares a favor de la herencia productiva de Andalucía. Se organizan cada dos años y tiene dos categorías: Proyectos de investigación e Iniciativa más relevante de activación.

La difusión y conservación del patrimonio científico y tecnológico es una de las líneas de actuación del Parque de las Ciencias desde su creación. Además de integrar en su contenido expositivo piezas de gran valor, el museo cuenta con un Laboratorio de Restauración en sus instalaciones.

Para el museo la difusión del patrimonio es fundamental para concienciar y educar a la sociedad en su conservación, es por ello por lo que en sus instalaciones la ciencia y tecnología del presente convive con la del pasado. En este sentido, el Parque de las Ciencias es un espacio en el que el visitante se acerca a la muestra de Patrimonio de una manera amable y asequible.

El Patrimonio se incorpora a distintos espacios expositivos consiguiendo un equilibrio con el resto de los recursos museográficos del entorno. La última incorporación a las piezas de patrimonio industrial es la máquina de vapor de 1901, cuya rehabilitación y puesta en marcha se ha llevado a cabo con el asesoramiento científico del profesor de la Universidad de Granada, Miguel Giménez Yanguas.

Otras piezas que se muestran en el museo son el helicóptero Augusta Bell, cedido por la Base Aérea de Armilla y el Telescopio Stevenson, cedido por el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

El primer aerogenerador prototipo de Tarifa, integrado en la Zona de las Energías, y la almazara Nuestra Señora de las Angustias, ubicada junto a los Recorridos Botánicos y la zona del olivar, son otras de las piezas recuperadas y que ayudan a entender el desarrollo científico e industrial de Andalucía y Granada en el último siglo.

Un motor diesel Tangye de 1927, una Dinamo Oerlikon o la Sala Piezas de museo, dedicada al profesor de la Universidad de Granada y experto en Arqueología Industrial, Miguel Giménez Yanguas son otros de los elementos con los que se contribuye a la difusión del patrimonio industrial.

A estas piezas se han sumado en los últimos años otras como un automóvil Ford-T de 1925 y un tractor Forson de 1927. El tractor es el primer modelo que se fabricó en el mundo y que revolucionó la agricultura de la época facilitándoles el trabajo a los campesinos. Tiene el número 30 de matrícula y es uno de los pocos ejemplares que existían en la década de los años 20 en Granada y con el que se inició la labranza de la Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *