El paro cayó en 15.100 personas en Granada durante 2017

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2017, hechos públicos hoy, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 25.87%: 112.400 personas, 6.400 desempleados/as menos que el trimestre anterior (118.800), y 15.100 menos que justo hace doce meses (127.500, cuando la tasa de paro fue de un 28,98%).

La tasa de actividad se sitúa en el 57.45%, con 322.300 ocupados, 500 más que hace tres meses (321.800) y 8.500 más que hace justo un año (313.800, cuando la tasa de ocupación fue del 58,35%). Granada es la la quinta provincia española con más tasa de paro tras Cádiz, Badajoz, Córdoba y Ceuta situándose una vez más, por encima de tasa de paro andaluza (24,43%), y de la nacional (16,55%).

BAJA EN ANDALUCÍA 

El paro ha bajado en 159.700 personas en 2017, lo que supone un 14,26 menos que en el año anterior y siendo la comunidad donde más ha bajado el paro en términos absolutos; mientras que se han creado 126.400 empleos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cuarto trimestre hechos públicos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el cuarto trimestre, el paro ha descendido en 45.000 personas en relación con el trimestre anterior, lo que supone un descenso del 4,47 por ciento. Así, el número total de desempleados se situó en 960.600 parados a final de año y la tasa de paro se situó en el 24,43 por ciento.

Asimismo, durante el pasado año se registraron 126.400 ocupados más en Andalucía, un 4,44 por ciento más que en 2016, alcanzando el número total de ocupados la cifra de 2.971.600 ocupados. En relación con el trimestre anterior, el volumen de ocupados en Andalucía aumentó en 19.300 personas (+0,65 por ciento).

A nivel nacional, el paro bajó en 471.100 personas en 2017, lo que supone un 11,1 por ciento menos que en 2016, registrando su quinto descenso anual consecutivo. No obstante, este descenso es inferior a los experimentados en 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo registró retrocesos de 541.700, 678.200 y 477.900 parados, respectivamente.

La tasa de desempleo se situó al finalizar 2017 en el 16,55 por ciento, casi 2,1 puntos menos que en 2016 (18,6%) y su nivel más bajo desde 2008 a cierre de año.

Por su parte, el empleo creció en 2017 en 490.300 personas, un 2,6 por ciento respecto a 2016, logrando su cuarto aumento anual consecutivo. Este incremento de la ocupación es superior a los registrados en 2016 y 2014, cuando se crearon 413.900 y 433.900 puestos de trabajo, respectivamente, pero inferior al de 2015 (525.100 empleos), informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, 2017 cerró con 18.998.400 ocupados y con 3.766.700 parados. Aunque a lo largo de 2017 se lograron registrar picos más altos de ocupación (se llegaron a superar los 19 millones en el tercer trimestre), la cifra de ocupados con la que termina 2017 es la más alta en un cierre de año desde 2008.