Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

El Parlamento pide a la Junta impulsar una ley para fomentar el flamenco y las peñas antes de septiembre del 2017

Se reclama que esa norma contemple la definición de sede social de peña flamenca como un establecimiento fijo y cerrado que sirve de sede permanente de una entidad cultural de naturaleza asociativa y sin ánimo de lucro

Imagen ilustrativa
E.P.


image_print

El Pleno del Parlamento andaluz aprobó el pasado jueves, con el respaldo de todos los grupos salvo Podemos, que se ha abstenido, una proposición no de ley del PP-A por la que instan al Gobierno andaluz a impulsar un proyecto de ley de fomento del flamenco y de las peñas flamencas de Andalucía, que esté listo antes de septiembre de 2017 y que cuente para su elaboración con el consenso de todos los agentes implicados en este sector.

En virtud de la iniciativa aprobada, se reclama que esa norma contemple la definición de sede social de peña flamenca como un establecimiento fijo y cerrado que sirve de sede permanente de una entidad cultural de naturaleza asociativa y sin ánimo de lucro, integrada por un grupo de personas a las que les une un interés común en relación al flamenco, como actividad cultural y social que incluye las tertulias flamencas, la celebración de costumbres populares o las presentaciones de libros o exposiciones.

Asimismo, solicita periodicidad anual en la convocatoria y resolución de las ayudas a las peñas flamencas, así como la firma de convenios con las federaciones provinciales y la confederación andaluza para sus programaciones anuales de actividades. A tal fin se consignarán cada año en los Presupuestos de la Junta las partidas suficientes y oportunas, según la disponibilidad presupuestaria, teniendo en cuenta el amplio colectivo (más de 400 peñas flamencas) al que va dirigido. Las citadas convocatorias deberán efectuarse siempre en el primer trimestre de cada año y se resolverán igualmente dentro del mismo año.

Y también la futura ley debe progresar en la inclusión del flamenco en todos los niveles de enseñanza en Andalucía, fomentar su oferta entre las actividades extraescolares y garantizar el apoyo a todos los centros educativos y universidades para todas aquellas actividades relacionadas con el flamenco que pretendan llevar a cabo.

De otro lado, la iniciativa aprobada pide que hasta que esta norma esté en vigor, “para evitar que estas entidades continúen por más tiempo en la alegalidad”, se modifique el decreto por el que se aprueban el nomenclátor y el catálogo de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos de la Comunidad para incorporar el término ‘sede social de peña flamenca’ en la clasificación de tipos de establecimientos de actividades culturales y sociales.

Por último, insta a la Junta seguir apostando e incrementando la colaboración económica y logística con todas las actividades que demuestran su eficacia en la promoción del flamenco, tales como la Bienal de Sevilla, el Circuito Flamenco sin Fronteras o el Certamen Andaluz de Jóvenes Flamencos.

En defensa de la iniciativa, el diputado del PP-A Antonio Garrido ha asegurado que las peñas flamencas sufren hoy una crisis “crónica y grave” porque tienen serios problemas para poder adelante la programación anual debido al escaso apoyo económico que tienen por parte de la administración.

Ha defendido que las convocatorias para la promoción del tejido asociativo flamenco deben ser regulares y las ayudas más elevadas, distinguiendo las dirigidas a gastos de funcionamiento de estas entidades, de aquellas que vienen a sufragar el mantenimiento de las programaciones y actividades anuales.

Asimismo, ha considerado necesario mejorar el funcionamiento de la comisión evaluadora que concede las subvenciones con una mayor difusión de la convocatoria y con un trabajo “más exhaustivo” de análisis de los proyectos, así como un mayor seguimiento de las justificaciones de las ayudas.

PSOE-A: “HABLAR DE FLAMENCO ES HABLAR DE ANDALUCÍA”

Para posicionar al PSOE-A, la parlamentaria Rocío Arrabal ha indicado que “hablar de flamenco siempre genera puntos de encuentro entre los distintos grupos políticos” porque “nos identifica como andaluces” ya que “hablar de flamenco es hablar de Andalucía”.

Así, ha defendido el papel de las peñas flamencas, puesto que quienes la capitanean “han dedicado parte de su vida a sembrar y proteger el flamenco”. De esta manera, ha abogado por crear un grupo de trabajo para elaborar la norma porque “algo de tanto calado no puede engendrase solo desde la política”, de ahí que vea “fundamental crear un foro de debate para escuchar a los representantes de las peñas para que caminemos de la mano”. “Defendemos construir buenos cimientos, hacerlo bien y que todos se sientan partícipe”, ha agregado.

En representación de Podemos ha intervenido el diputado Jesús de Manuel Jerez, que ha señalado que el flamenco es más que “un motor de nuestra economía”, es algo que “tiene que ver con el alma de un pueblo, el gitano, y por extensión del pueblo andaluz, y como tal hay que mimarlo y defenderlo”.

No obstante, ha explicado que su grupo no podía votar en contra de esta iniciativa porque recoge “aspectos con los que es difícil no estar de acuerdo”, pero tampoco puede apoyarla porque “obvia otros esenciales” y “deja de lado cuestiones fundamentales”. Así, ha concluido lamentando que “el flamenco aún queda muy lejano del acceso popular que nos gustaría que existiera”.

Por parte de Ciudadanos (C’s), Marta Bosquet, que se ha confesado “amante del flamenco”, ha afirmado que se alegraba “enormemente” de la presentación de esta iniciativa sobre un arte declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que se debe “reivindicar desde su cuna” que es Andalucía, según ha defendido.

En esa línea, la parlamentaria ha lamentado que el flamenco “no está lo suficientemente presente en nuestras aulas y universidades”, y ha abogado por “su mayor inclusión a todos los niveles educativos”.

Por IULV-CA, Inmaculada Nieto ha dicho que esta iniciativa es “bonita y necesaria” y se refiere a un tema que debe ser una prioridad como es “el fomento de la cultura y el fomento del flamenco como seña de identidad y mejor carta de presentación en todo el mundo”.

Ha defendido que hace falta una ley rica y al servicio del fomento del flamenco, que respalde la diversificación que ha tenido el flamenco en los últimos tiempos, porque las peñas “necesitan un asidero jurídico fiable del que carece y que condiciona las actividades que pueden hacer, así como la convivencia de la peña con su entorno”. “Hace falta una ley que refleje mejor la entidad y porte que tiene para Andalucía”, ha agregado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *