Lunes, 24 Julio, 2017

            

El Parlamento elige presidente a Durán con el único apoyo del PSOE-A

Esperanza Oña y Teresa Jiménez son las únicas que repiten en la Mesa de la Cámara en relación con la pasada legislatura, donde la primera también ocupó la vicepresidencia segunda y la segunda, la vicepresidencia tercera

Juan Pablo Durán


image_print

El Parlamento andaluz de la X legislatura ha quedado constituido este jueves, con el socialista Juan Pablo Durán como presidente elegido con los únicos votos de su partido, y sin que se haya producido acuerdo entre los cinco grupos para la constitución de la Mesa. El PP-A ha anunciado recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) por no haber contado con un secretario en la Mesa de la Cámara pese a quedar segundo en la votación de ese cargo.

La Mesa, compuesta por siete miembros, cuenta con tres representantes del PSOE-A y los otros cuatros grupos, PP-A, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA, tienen uno cada uno.

Además del presidente, el PSOE-A cuenta con la vicepresidencia primera, ocupada por Teresa Jiménez (Granada), y con la secretaría primera, ocupada por Verónica Pérez (Sevilla); el PP-A, con la vicepresidencia segunda, ocupada por Esperanza Oña (Málaga); Podemos, con la vicepresidenta tercera, ocupada por Juan Ignacio Moreno (Sevilla); Ciudadanos, con la secretaría segunda, ocupada por Julio Díaz (Huelva), e IULV-CA, con la secretaría tercera, ocupada por José Antonio Castro (Málaga).

Esperanza Oña y Teresa Jiménez son las únicas que repiten en la Mesa de la Cámara en relación con la pasada legislatura, donde la primera también ocupó la vicepresidencia segunda y la segunda, la vicepresidencia tercera.

El PP-A había reclamado desde un principio dos puestos en la Mesa y, durante las votaciones para la elección de los miembros de la misma, propuso candidatos para la Presidencia de la Cámara, a Manuel Andrés González; para una de las vicepresidencias, a Esperanza Oña, puesto que finalmente le ha correspondido, y para una de las secretarías, a Patricia del Pozo.

Aunque el nombre propuesto por PP-A para la secretaría fue el segundo que más votos obtuvo después del socialista, se determinó que no le correspondía porque, en virtud al artículo 36 del Reglamento, todos los grupos tienen que tener representación en la Mesa de la Cámara y un miembro más del grupo popular supondría dejar fuera a IULV-CA.

El portavoz del grupo popular, Carlos Rojas, expresó el desacuerdo de su partido ante el hemiciclo por que no se le otorgara una secretaría y protagonizó un tenso rifirrafe con el presidente de la Mesa de Edad, el socialista Luis Pizarro, durante el que anunció un recurso ante el TC contra lo que calificó como un “atropello a la democracia y a la voluntad de las urnas”.

Esta es la segunda vez en la historia de la autonomía andaluza que no se produce acuerdo entre los grupos sobre la composición de la Mesa de la Cámara, puesto que ya ocurrió en la IV legislatura, en el año 1994, cuando Diego Valderas fue elegido presidente con los votos de su formación, IULV-CA, y de PP-A, en un Parlamento donde el PSOE-A era el partido con más diputados pero sin mayoría absoluta.

La sesión constitutiva del Parlamento de la X legislatura se inició con la conformación de la Mesa de Edad, presidida por Luis Pizarro, al ser el parlamentario con mayor edad. Lo acompañaron, como secretarios, los dos diputados más jóvenes de la Cámara, María Márquez (Huelva) y José Latorre (Jaén), ambos también del PSOE-A.

La Mesa de Edad, junto con los letrados de la Cámara, fue la encargada de organizar las votaciones para la elección de los siete miembros de la Mesa del Parlamento de la X legislatura. Sus componentes, una vez elegidos, tomaron posesión de sus cargos.

A continuación, los diputados electos procedieron, uno por uno, a la toma de posesión formal de su acta, con juramento o promesa del cargo y de acatamiento del Estatuto de Autonomía y de la Constitución. El primero en hacerlo fue Juan Pablo Durán, que prometió el cargo, seguido por los demás miembros de la Mesa y, con posterioridad, el resto de parlamentarios.

En su discurso de toma de posesión ante el hemiciclo, Juan Pablo Durán ha hecho un llamamiento este jueves, en su discurso de toma de posesión del cargo, al diálogo entre los partidos y a la necesidad de buscar “espacios de acuerdo en beneficio” de los andaluces. Ha indicado que el hecho de que la Cámara cuente con cinco grupos parlamentarios es una “expresión de la pluralidad de la sociedad andaluza, de nuestra riqueza y de la diversidad”.

Se ha mostrado convencido de que todos “sabremos estar a la altura de los retos que tenemos por delante” y ha manifestado que intentará ser el presidente “de todos”, de los que le han votado y de los que no, y que hará todo lo que esté en su mano para favorecer que el trabajo de esta Cámara sea fructífero y positivo para los andaluces. Se ha comprometido, con la “mayor firmeza y determinación”, a actuar “con ecuanimidad”.

64 CARAS NUEVAS

El Parlamento andaluz contará en la décima legislatura con un total de 64 ‘caras’ nuevas en su hemiciclo, mientras que se mantiene el equilibrio de sexos, con 55 hombres y 54 mujeres entre sus 109 diputados.

El PSOE-A renueva a más de la mitad de su grupo parlamentario en relación al último mandato, ya que son nuevos 27 de sus 47 integrantes, mientras que el PP-A sólo introduce un tercio de nuevos diputados, 11 de sus 33 miembros, entre ellos su presidente regional, Juanma Moreno.

Tanto los 15 diputados de Podemos como los nueve de Ciudadanos se estrenarán en la Cámara autonómica, al igual que sus respectivas formaciones, mientras que IULV-CA cuenta como novedad entre sus parlamentarios con su coordinador general y candidato a la Presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, y con la exconsejera de Fomento y Vivienda Elena Cortés.

De otro lado, los 109 diputados percibirán un mínimo de 3.820,29 euros mensuales en concepto de sueldo y ayudas por gastos de alojamiento y manutención y dispondrán de una ‘oficina móvil’ integrada por ordenador portátil o tableta digital, teléfono móvil y conectividad de datos.

Así lo establece el régimen económico y de ayudas de los diputados del Parlamento andaluz aprobado para el presente año 2015, consultado por Europa Press, que establece un sueldo idéntico mensual para todos los parlamentarios de 3.020,29 euros, a los que hay que sumar una ayuda por gastos de alojamiento y manutención con una dotación mínima de 200 euros semanales, que se eleva hasta los 410 si los diputados tienen su residencia habitual a más de 300 kilómetros y hasta los 500 para los miembros de la Mesa y los portavoces de los grupos parlamentarios.

A estas cantidades fijas se añaden complementos mensuales por razón del cargo que van desde los 1.537,37 euros para quien ostente la Presidencia del Parlamento; los 1.234,28 euros para los vicepresidentes de la Mesa de la Cámara y los portavoces de los grupos parlamentarios; y los 928,08 euros para los secretarios de la Mesa y los portavoces adjuntos de los grupos parlamentarios.

Cuantías inferiores tienen los complementos mensuales para los secretarios de los grupos parlamentarios, dotados con 648,23 euros; para los presidentes de las comisiones y los portavoces de los grupos parlamentarios en las comisiones, que alcanzan los 491,08 euros; para los vicepresidentes de las comisiones, que se sitúan en los 333,47 euros; y para los secretarios de las comisiones, que alcanzan los 175,85 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *