Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

El operativo del Infoca despliega a 700 profesionales y 180 vehículos para la extinción de incendios en época de máximo riesgo

La Junta ha actuado ya sobre 2.000 hectáreas en trabajos de prevención

Imagen ilustrativa de una reunión de la Comisión Infoca | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

La Junta de Andalucía ha activado el operativo del Plan Infoca para labores de extinción de incendios en época de mayor riesgo con el despligue de unos 700 profesionales, 180 vehículos de transporte y seis medios aéreos.

Así lo ha precisado la delegada de Medio Ambiente, Inmaculada Oria, con motivo de la reunión del comité asesor de este Plan, formado por representantes de la Junta, Gobierno central, Fiscalía de Medio Ambiente, Diputación, entidades locales y miembros de las fuerzas de seguridad, un encuentro donde se ha analizado la puesta a punto de este dispositivo que se mantiene todo el año con trabajos de prevención y coordinación y que se intensifica en el período de máximo peligro, entre el 1 de junio y el 15 de octubre.

La delegada ha advertido de que las duras condiciones de sequía hacen extremar aún más si cabe la precaución, por lo que ha apelado a la máxima sensibilización y a la colaboración ciudadana para mantener a salvo de las llamas nuestros montes.

Los efectivos del Infoca, de quien Oria ha reconocido su profesionalidad junto a la de los representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, Protección Civil, personal sanitario, del Grea o del 112 que también colaboran en este trabajo, contarán con el apoyo de un importante despligue de medios materiales, en concreto, unos 180 vehículos de transporte que incluyen 18 autobombas, entre ellos, tres nodrizas, con capacidad de abastecimiento de hasta 11.000 litros de agua.

Se suman a ello 78 puestos de vigilancia a lo largo de toda la provincia, tres grupos con unidades móviles desplazándose por el todo el territorio y seis medios aéreos, dos aviones y cuatro helicópteros, “para dar la respuesta más eficaz en caso de incendio”, ha afirmado la delegada, quien ha añadido que el plan está preparado para cualquier tipo de eventualidad.

Antes del arranque de la actual campaña, se han realizado trabajos preventivos sobre cerca de 2.000 hectáreas, que incluyen tratamientos selvícolas de ejecución manual sobre 821 hectáreas; conservación mecanizada de cortafuegos en 61 hectáreas; la intervención en la red de áreas de pasto-cortafuegos en 1.010 hectáreas; y el acondicionamiento de 114 kilómetros de caminos rurales. Hasta hoy, han sido necesarias 48 intervenciones, -45 de ellas forestales-, de las que el 80 por ciento quedaron en conatos gracias a una rápida intervención.

LLAMADA A LA SENSIBILIZACIÓN

Oria ha llamado a la concienciación sobre el peligro de incendio, en tanto el 94 por ciento de los siniestros tienen su origen en la mano humana y ha recordado que a partir del 1 de junio queda prohibida la realización de barbacoas, quemas agrícolas y el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal. Un punto en el que ha valorado la colaboración de los ayuntamientos a través de los planes locales de emergencias y las recomendaciones técnicas al respecto.

Tras incidir en que causar un incendio está recogido en el Código Penal, ha avanzado que este año las brigadas de investigación de incendios forestales van a realizar un especial esfuerzo en identificar el origen y los autores de quemas agrícolas durante la época de prohibición en estas zonas forestales y su zona de influencia.

El actual plan de emergencias cuenta con un presupuesto igual al del año pasado de 23,2 millones de euros, 11,2 destinados a las tareas de extinción y los 12 restantes a prevención. Sólo durante la campaña de 2016, el dispositivo realizó 150 intervenciones, 121 de ellas vinculadas a actuaciones forestales que afectaron a 208 hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *