Martes, 25 Julio, 2017

            

El número de tarjetas de los autobuses metropolitanos andaluces crecen casi un 14% en 2013

El año pasado se cerró con 1,02 millones de títulos operativos, frente a las 880.522 en uso en 2012

Gabinete


image_print

Los nueve consorcios metropolitanos de transportes de Andalucía, constituidos en las ocho áreas metropolitanas además del Campo de Gibraltar, cerraron 2013 con un total de 1,02 millones de tarjetas de viaje operativas, lo que implica un incremento del 13,8% respecto de 2012, cuando permanecían activos 880.522 títulos. Este modo de pago permite a los usuarios beneficiarse de la integración tarifaria que opera en la red de transporte público colectivo, que se traduce en importantes descuentos para el usuario.

El área metropolitana con mayor número de tarjetas en funcio-namiento durante 2013 fue la de Sevilla, con un total de 477.240 unidades, lo que implica un crecimiento del 12,3%; seguida de la aglomeración urbana de Málaga, con 176.389 títulos y un alza de 14,1%; Granada, que contabilizó 173.439 y un incremento del 9,5%. A continuación se situaron la corona metropolitana de la Bahía de Cádiz, donde este modo de pago aglutinó 89.338 tarjetas y concentró un avance positivo del 14,2%; la aglomeración de Almería, con 33.954 y un incremento del 25%; la de Jaén, con 26.344 y un comportamiento positivo del 15,4%; y la del Campo de Gibraltar, con 18.568 títulos y un alza del 16,8%. Por último, la aglomeración urbana de Huelva registró en 2013 un total de 15.677 tarjetas; y la de Córdoba, se apuntó un avance del 25,3%, lo que se tradujo en 11.299 títulos. La incorporación de estos ámbitos a la integración tarifaria se ha producido de forma progresiva desde 2004, año en el que la tarjeta única se puso en funcionamiento en las áreas de Granada y Bahía de Cádiz. La última en incorporarse fue el ámbito metropolitano de Huelva, en octubre de 2012, por lo que no sería posible establecer una comparativa de crecimiento entre ambos años.

La tarjeta única posee ahorros directos para el viajero, al que se le da la posibilidad de usarla tanto en los autobuses urbanos como en los interurbanos, así como en el servicio marítimo de la Bahía de Cádiz y en el metro de Sevilla, con descuentos de en torno a un 30% sobre el precio del billete sencillo, y un ahorro importante del 40% aproximadamente en los transbordos. También el usuario puede utilizarla como medio de pago en los servicios de Cercanías de RENFE y le posibilita acceder a los servicios de préstamo gratuito de bicicleta pública en los consorcios de Sevilla, Bahía de Cádiz, Almería y Campo de Gibraltar para completar su recorrido tras el desplazamiento interurbano.

La tarjeta se puede obtener en cualquiera de los 1.917 puntos de la red de ventas y recarga, distribuidos por todos los municipios de las nueve áreas metropolitanas. Para ello, los usuarios tienen que abonar 1,50 euros en concepto de fianza, que se devolverán si deja de utilizar la tarjeta. El saldo de la tarjeta no caduca nunca y las recargas podrán ser de un mínimo de cinco euros hasta un saldo máximo de 500 euros. Hasta octubre de 2013 los usuarios de los consorcios realizaron 2,19 millones de operaciones en la red de ventas.

Una vez que el viajero posea la tarjeta, sólo tendrá que acer-carla al lector situado en el medio de transporte que vaya a utilizar y automáticamente se le descontará de su tarjeta el importe del viaje. Con este sistema se pueden realizar transbordos, dentro del tiempo establecido, y utilizarla para que viajen un máximo de diez personas juntas en un mismo trayecto, siempre y cuando no pasen más de tres minutos entre la primera y la última cancelación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *