Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El nuevo TAC del Hospital de Motril mejora la calidad y capacidad diagnóstica del centro

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, visita esta nueva instalación del hospitalario motrileño, que también estrena un sistema de gestión energética más eficiente

Imagen durante la visita | Gabinete
Gabinete


image_print

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha visitado hoy el nuevo TAC del Hospital de Motril, un nuevo equipamiento de 16 cortes al que la Consejería ha destinado 339.625 euros y “que viene a mejorar la capacidad de resolución y por tanto la calidad diagnóstica, así como la accesibilidad de los usuarios, evitando los desplazamientos a Granada”, según ha explicado el consejero. El titular de Salud también ha recorrido las instalaciones del centro hospitalario motrileño para conocer el nuevo sistema de gestión energética, que “aumenta el rendimiento de la energía con un importante descenso de los consumos”.

El nuevo TAC, que fue instalado el pasado 4 de julio, ha permitido ya realizar pruebas a 607 pacientes con “una mayor seguridad, ya que esta nueva máquina reduce la dosis de las emisiones radiológicas”. Asimismo, esta nueva tecnología diagnóstica evita la repetición de pruebas dudosas, se mejora la eficiencia en el uso de los recursos sanitarios y, por último, al tener mayor resolución, se mejora la accesibilidad de los usuarios, al evitar desplazamientos a Granada en aquellos casos que requerían pruebas más precisas.

En el recorrido por esta área diagnóstica, Aquilino Alonso ha visitado también el espacio donde se encuentran otros equipamientos recientemente incorporados, como un nuevo ecógrafo y un equipo de suspensión de techo, a los que sumará en breve otro ecógrafo y a los que se ha destinado 270.000 euros.

Además, el consejero ha conocido de primera mano el nuevo sistema de gestión energética con el que cuenta el hospital. Las nuevas instalaciones de producción de energía térmica están compuestas por cuatro sistemas básicos: un nuevo sistema de producción de agua fría para climatización; otro para la generación de calor; uno más para la producción de agua saliente sanitaria mediante energía solar combinada con energía de calderas y otro para la producción de vapor. Este nuevo sistema, como ha expuesto Aquilino Alonso, tiene como objetivos básicos mejorar la seguridad de funcionamiento de las instalaciones críticas de producción de energía térmica disminuir los consumos y emisiones de CO2 equivalentes, aumentando la eficiencia energética de los sistemas de producción térmica.

Este proyecto, que ha contado con un presupuesto de más de 1,9 millones de euros, se ha financiado gracias a programas de la Agencia Andaluza de la Energía y de los fondos europeos FEDER.

El proceso de trigeneración, como se conoce al sistema, ha consistido fundamentalmente en la sustitución de antiguas instalaciones de producción de energía térmica, (que presentaban un alto deterioro debido a la antigüedad de las mismas y a los espacios en los que se encontraban) por otras nuevas instalaciones de gas natural, que producen energía para autoabastecer gran parte de las necesidades de agua caliente sanitaria, frío y calor del hospital, produciendo un ahorro energético de más del 30% respecto al anterior sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *