Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

El ‘nuevo’ parque 28 de febrero | Vídeo

Pintar el mobiliario urbano con diferentes colores es una de las renovaciones que han realizado los voluntarios y los vecinos

Visita del Alcalde al parque 28 de febrero | Foto&Vídeo: Javi Gea
Jorge García-Torres Roldán


image_print

El Ayuntamiento de Granada ha colaborado con la ONG Toestend para renovar algunos de los espacios abandonados de la zona Norte. Uno de los primeros parques de parkour en la ciudad, la posibilidad de practicar el tenis de mesa o llenar de color el lugar, han sido algunas de las mejoras realizadas por el trabajo de los 40 voluntarios y residentes. En su visita al parque 28 de febrero, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha declarado que el proyecto permitirá crear “conciencia de identidad” entre los vecinos.

Uno de los principales problemas en el Norte de Granada es el abandono y deterioro que soportan muchos de sus espacios. Para ello, desde el pasado 3 de julio, la ONG Toestend ha tratado de renovar algunos sitios inactivos en colaboración con el Ayuntamiento. Niels Coppens, miembro de la organización, ha querido destacar que la intención de esta idea era la de “reactivar la zona” y recuperar algunas de las actividades que anteriormente se realizaban. “Muchas personas se han acercado para felicitarnos y apreciar nuestro trabajo”, ha declarado Coppens. Para tratar de satisfacer las demandas de la gente, la ONG ha tratado de elaborar una lista con todo lo que preocupaba a los vecinos con el fin de que las distintas asociaciones y el Consistorio se hagan eco de las peticiones. Iluminación para crear un ambiente más seguro, que se realice una labor de limpieza o la instalación de un suelo blando para practicar parkour son los anhelos de unos habitantes que desean volver a contar con un parque digno.

En su visita, Francisco Cuenca ha manifestado que la actuación, con un coste de 25.000 euros financiados por la Unión Europea, ha permitido abrir los espacios a la participación y uso de los vecinos para “ser parte del proyecto”.

El conocimiento de la mala situación del barrio por parte de la ONG, que realiza este tipo de intervenciones cada año, llegó a través de un amigo que cursó sus estudios en la ciudad nazarí dentro del programa “Erasmus+”. “Lo único que esperamos es que las asociaciones y el equipo de Gobierno se movilicen para darle valor al parque”, han destacado los voluntarios.

Si no puedes visualizar el vídeo pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *