Viernes, 20 enero, 2017

El nuevo código penal endurece el pirateo de consolas de videojuegos

La modificaciones del código penal se centran en dos campos.

Foto: Archivo GD


image_print

El nuevo código penal endurece y modifica varios artículos para combatir más eficazmente la piratería en la industria de los videojuegos. Este miércoles ha entrado en vigor la reforma, que aclara los tipos delictivos en materia de propiedad intelectual, facilitando la persecución de aquellos que comercializan con dispositivos que se saltan la seguridad en las videoconsolas y de las webs dedicadas a enlazar ilegalmente a contenido protegido.

La modificaciones del código penal se centran en dos campos. El primero es el establecimiento de nuevos tipos delictivos para luchar contra las páginas webs que distribuyen copias de juegos mediante “enlaces ilegales a contenido protegido”. La segunda es la modificación del artículo sobre la piratería de videoconsolas.

Esta nueva reforma supondrá el incremento de las posibles penas para importadores y distribuidores de esos dispositivos, que podría alcanzar hasta los 3 años de cárcel.

La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha querido agradecer a los grupos parlamentarios y al Gobierno el esfuerzo en consensuar y mejorar las medidas de protección de las industrias de contenidos digitales frente a la piratería.

Según el presidente de AEVI, la modificación del código penal establece con un lenguaje más claro cuáles son las situaciones en las que se puede perseguir actividades como la piratería de consolas, y acaba con la “redacción poco clara del anterior artículo que había provocado sentencias contradictorias sobre le uso de chips y otros dispositivos que permitían el uso de videojuegos pirateados”.

En los últimos años, los juzgados españoles han establecido diferentes sentencias contra establecimientos de venta de dispositivos como las tarjetas R4 de carga de juegos para las portátiles de Nintendo. Ahora sus vendedores se enfrentarán hasta a condenas de hasta tres años de cárcel y 3.600 euros de multa.

ESPAÑA Y LA PIRATERÍA

España es uno de los países con mayor piratería del mundo. La fabricante de consolas y videojuegos Nintendo recomendó a Norteamérica incluir a España en la llamada ‘Lista 301’ que estudia y analiza la distribución de la piratería en el mundo calificando al país como “un paraíso para la piratería”. En 2014, las pérdidas en el sector por la piratería de videojuegos subieron hasta los 226 millones de euros.

A la cruzada de las principales empresas del sector del ocio digital contra la venta de juegos piratas se ha sumado Google, que está iniciando fuertes bloqueos mundiales contra las principales páginas de descarga de copias ilegales de videojuegos, películas y software. En la actualidad, la legislación española establece multas de hasta 600.000 euros por la piratería de videojuegos (la sanción mínima es 150.000 euros).

“Es necesario un compromiso de los responsables políticos con el sector del videojuego”, ha valorado la patronal del videojuego en España. Desde AEVI han reclamado el “desarrollo de un plan estratégico de impulso de la industria del videojuego que priorice un programa de incentivos y una oficina de atracción de inversiones internacionales específica”, así como “adecuar la formación a las necesidades del mercado y la consolidación de un marco normativo de protección de la propiedad intelectual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *