Lunes, 17 de Diciembre de 2018

            

El niño del Albayzín: “Que a una sola persona se le quede una frase que has escrito ya es un mundo” | Vídeo

Despide su gira ‘Rumbitas rapeás tour’ el viernes 7 de diciembre en Boogaclub, en un concierto que contará con la colaboración de más artistas

El niño del Albayzín posa con el barrio granadino de fondo | Foto: Antonio L. Juárez
Nacho Santana | Imagen: Antonio L. Juárez


image_print

David García Domínguez no es como cualquier otro joven que roza los 23 años. Aunque sus amigos le llaman por su nombre, son muchos los que le conocen por su apodo, El niño del Albayzín, y es que David no es un granadino cualquiera. En 2016 emergió con fuerza en la escena musical local con ‘Foh mi Graná’, canción que le animó a convertir en música los folios escritos que guardaba, editando finalmente ‘La felicidad que me otorga la vida’, su primer disco.

Gracias a este álbum ha podido llevar a cabo ‘Rumbitas rapeás tour’, una gira que le ha llevado a dar más de treinta conciertos y que llegará a su fin el viernes 7 de diciembre en la sala Boogaclub, donde celebrará su 23 cumpleaños con un concierto que tiene todos los ingredientes para convertirse en una fiesta para el recuerdo. Pese a su éxito, David mantiene los pies en el suelo y recibe a GranadaDigital con su querido Albayzín a sus espaldas y la misma cercanía y alegría que transmite tanto en sus canciones como en sus conciertos, prueba de que es la persona quien hace la música y no un personaje.

De animarte a coger un micro antes de grabar tus temas a recorrer España con ‘Rumbitas rapeás’, ¿cómo ha sido esa evolución?

Es una evolución de mucho trabajo, mucha constancia, rodearme de buena gente y fruto de mi inquietud. Mi inquietud es lo que me llevó a escribir y es lo que nos ha llevado al escenario. Constancia y trabajo, la evolución se ha basado en eso y se está basando en eso, que esto no ha hecho más que empezar.

En ‘En la brecha’ dices textualmente “mi primer disco y lavín, vaya gira”, háblanos un poco sobre ella.

La gira ha sido mucho más grande de lo que hubiésemos imaginado al principio. Me acuerdo que le decía a mi ‘compradre’ Joaquín (el DJ que le acompaña en todos sus conciertos) que ya estaba el disco hecho y que lo que queríamos era escenario. Dijimos “vamos a ver lo que sale, si salen dos o tres conciertos, de lujo”, y aquí estamos, con un cartel de más de treinta conciertos, que todos han sido organizados por nosotros mismos de forma autogestionada. Nos hemos recorrido parte de España, hemos ido a las Islas Canarias, Madrid, Andalucía, Murcia, Albacete…

El niño del Albayzín junto con su disco ‘La felicidad que me otorga la vida’ | Foto: Antonio L. Juárez

El final de gira va a ser, además, tu fiesta de cumpleaños y en tu ciudad, ¿qué esperas de este día?

Está a la vuelta de la esquina, lo estamos deseando. Espero un fiestón, rodeado de toda la gente que nos ha acompañado, hemos invitado a todos los que han sido artistas invitados de cada concierto y viene un montonazo de gente. Ahí se van a poder ver las colaboraciones de artistas de hasta ocho ciudades distintas, lo cual se presenta en Granada y en el puente de diciembre como una fiesta bastante guay. Invito a todo el mundo a que venga a vernos, es el último concierto de la gira, la última oportunidad de ver este show. Espero fiesta, familia, amigos y despedirnos de este año que ha sido una maravilla, ya no solo por los conciertos, he aprendido un montón. Somos nuevos en esto y, haciéndolo de forma autogestionada, he aprendido un montón, he conocido mucha gente y estoy muy contento de haberlo hecho así.

En el mismo tema dices “íbamos a las pruebas y qué probamos, llevamos 2 motillos y una cabeza de caballo”.

Es verdad. No llevamos muchas cosas, vamos con DJ, un formato muy sencillo, viajamos tres o cuatro personas. Llevamos pocas cosas, pero llevamos dos motillos de juguete que un día, yo creo que borrachos, se nos ocurrió salir al escenario en motillo de juguete. Las motillos han ido a Madrid, han ido a todos lados, tienen ya más kilómetros… la cabeza de caballo es más de lo mismo, quien haya visto el show o venga a verlo el 7 de diciembre sabrá qué es lo de la cabeza de caballo. Es un show que, contando esto, se puede hacer más o menos una idea de cómo es, un espectáculo. Canto las canciones del disco y las nuevas, es un concierto divertido, de fiesta, de juego con el público y muy cercano, no hace falta saberse las canciones, si vienes al concierto te lo pasas bien, después de tantos conciertos, ha quedado demostrado. Ha venido gente de todas las edades, desde niños chicos hasta personas mayores, nos han visto seguidores del rock, del heavy, puristas del flamenco… y se nos han acercado después a decirme “qué buen rato he pasado”. El show es una fiesta a la que están invitados todos.

¿Crees que un concierto tan de tú a tú ayuda a que la gente se suelte y lo disfrute más?

Creo que sí. Todo lo que te contaba es en parte por esta cercanía. Agradecemos que venga todo tipo de público a nuestros conciertos. Somos muy cercanos, de quedarnos allí con la gente después del concierto y pararme a hablar con todo el mundo. Llevamos un producto trabajado, pero no es que salga por detrás cuando se acaba el concierto, nos lo pasamos de colegueo, en cada concierto salimos con una familia nueva. Esta cercanía ayuda, también se agradece. Tengo un montón de artistas que me gustan, por ejemplo, el Canijo de Jerez, que tocó aquí en Granada y él es igual, yo sé que eso se agradece.

El niño del Albayzín con el cartel de su gira | Foto: Antonio L. Juárez

Además, la mayoría de tus temas tienen un mensaje positivo y alegre, ¿lo buscas especialmente o es lo que te sale de dentro al escribir?

No lo busco, sí es verdad que la mayoría de canciones que he sacado son alegres. También escribo cosas más chungas, lo que pasa es que no suelo sacarlas, cuando lo pasas mal es mucho más fácil escribir. Ya no es que lo pases mal, sino que te pase algo muy bueno o muy malo y sea muy sentido, es cuando más fácil te sale, cuando te pasan cosas fuertes. Normalmente, cuando lo paso mal me salen cosas para escribir, pero cuando me pasa algo muy bueno es cuando más me sale y cuando más lo veo como canción. Hay muchas cosas que escribo chungas y se quedan ahí guardadas. Soy mucho de escribir frases sueltas y luego las voy enlazando. Con las cosas malas me pasa mucho de escribir cosas sueltas que casi nunca llegan a ser canciones, ‘Enfermo’ fue la canción más chunga que he sacado, ahí me estaban pasando varias cosas malas seguidas y de ahí sí que salió una canción. Me gusta mucho ‘Enfermo’, me gusta cantarla porque al final se ha ido a la otra parte, la veo positiva porque es como que te pasa algo malo y tienes la fuerza de hacer de eso algo bueno, ya la escucho como resistencia a eso malo que me pasaba

Del Albayzin habéis salido gente como Ayax, Prok y tú, ¿se podría decir que es la cuna del rap en Granada?

Lo que está claro es que en el Albayzín hay una cantidad de artistas, ya no solo de rap, de todos los estilos. La música en la calle, que por desgracia se está perdiendo porque no está quedando otra… en el Albayzín hay mucho arte, lo ha habido siempre y lo seguirá habiendo, por mucho que intenten acabar con eso, no lo van a conseguir.

¿Qué tiene el barrio para congregar el talento? ¿Es casualidad?

Míralo, ahí lo tienes, es precioso. Es un barrio mítico y, siendo tan chico…es verdad que ha cambiado mucho, hace años tenía más ese concepto de barrio, todo el mundo se conocía, ahora hay menos gente del Albayzín, hay mucha gente que es de fuera y el barrio está cambiando. Magia, magia es lo que tiene, magia, encanto, las vistas, muchos lugares en los que te inspiras… yo creo que de ahí sale tanto arte.

‘La felicidad que me otorga la vida’ te ha servido para cruzarte todo el país, ¿qué acogida ha tenido?

Lo sacamos hace ya un año y poco y la verdad es que muy bien. Siendo nuestro primer disco, de forma muy casera con todo grabado entre nosotros, entre amigos, sin presupuesto. Siendo un disco tan sencillo, es un placer que haya llegado a tanta gente y nos haya dado la posibilidad de cantar en tantos sitios esas canciones. Al final, si a una sola persona se le queda una frase, eso es un mundo, que una frase que has escrito llegue a la gente. Es un disco muy sencillo y muy casero que ha llegado y nos ha abierto muchas puertas.

David posa con el Albayzín a sus espaldas | Foto: Antonio L. Juárez

El rap es una música minoritaria, de la que no es fácil vivir, ¿alguna vez has pensado en dejarlo o te han animado a ello?

Sí, vivir de la música está muy difícil, pero no he pensado en dejarlo porque no podría. Si lo dejara como música, el escribir no lo podría dejar, porque sale y lo tengo que escribir. Escribo desde muy chico, tengo cosas guardadas de las que ni me acordaba y me las encuentro y me emociona. Escribir no podría dejarlo, la música en sí ahora mismo tampoco, la verdad. Hay mucha gente que me ha dicho que lo deje, pero cada vez son menos, creo que se van dando cuenta de que no lo voy a dejar.

Sin embargo sigues, y cada vez con más éxito, ¿dónde crees que está la clave?

La constancia, la ilusión con la que lo hacemos, el hacerlo con amigos… ha salido todo rodado. No lo buscamos, cuando lo buscas no sale. Evidentemente, hemos trabajado y nos hemos esforzado mucho, pero la idea no era hacer una canción que tenga 100.000 reproducciones, como lo busques eso no va a pasar. Siendo, tanto yo como todo mi equipo, naturales. Somos un grupo de amigos que hacemos esto porque nos gusta y sin más, sin darle tantas vueltas, trabajar con esfuerzo y con ilusión pero no buscarlo tanto.

De ‘Foh mi Graná’ en un concierto de LauMas & Seta a ‘La felicidad que me otorga la vida’ y, de ahí, a ‘Rumbitas rapeás tour’. ¿Tienes algún proyecto en mente o es pronto para pensar en eso?

Pues he puesto un bar, esto está muy jodido (risas). No paro, he puesto un bar de verdad porque hay que tirar, ya no trabajo para otro, para que me explote otro me exploto yo, ahora soy autónomo (risas). Con la música voy a seguir, evidentemente. Al trabajar para mí me voy a poder permitir hacer la siguiente gira, que estamos ya organizándola. Habrá una nueva gira en 2019, no va a haber nuevo disco, estuvimos dándole vueltas, pero van a salir todas las canciones que yo tenía preparadas para ese segundo disco como single en YouTube y Spotify con su videoclip y demás. Lo mismo que con disco, pero canciones sueltas. Saldrá una cada dos o tres meses y para la primavera de 2019 empezaremos la segunda gira con este nuevo producto, que no es un disco pero hay nuevas canciones, nuevo show, nuevo merchandising… ahora mismo andamos en organizar la siguiente gira.

Cartel del concierto de fin de gira

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.