El movimiento 15M celebrará mañana su tercer aniversario con una concentración en la Plaza del Carmen

El Ayuntamiento de Granada ha mostrado su rechazo a que el movimiento 15M de Granada pueda organizar una acampada este jueves en el marco de los actos previstos con motivo de su tercer aniversario, al entender que este tipo de actuaciones fomentan “la crispación social” y considerar que “tienen muy poco que ver con el derecho de crítica” y “mucho más con aprovechar los momentos electorales”.

El portavoz del equipo de gobierno local, Juan García Montero (PP), se ha pronunciado de este modo a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se realice esta acampada, que se sumaría a una concentración prevista a las 19,30 horas de este jueves en la plaza del Carmen bajo el lema ‘Tres años de lucha’ y a una acción de protesta en la plaza de Bibataubín. Allí se encuentra el monolito dedicado al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, cuya retirada ha ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por incumplir la Ley de Memoria Histórica.

Desde el Movimiento 15M han informado a Europa Press de que la organización o no de la acampada y el lugar se decidirá en asamblea en la jornada del jueves. En caso de desarrollarse se prolongaría durante una noche y serviría también para pedir la “absolución” de los dos condenados a tres años y un día de prisión por un delito de atentado contra el derecho de los trabajadores por su actuación en el piquete informativo de este movimiento en la Huelga General del 29 de marzo del 2012.

García Montero ha vinculado esta posible acampada con el actual contexto electoral, como a su entender ocurrió en 2011, y ha aludido en este sentido al “triste momento” vivido en julio de ese año cuando se produjo la toma de posesión de los concejales de la corporación municipal. Este acto motivó una concentración de protesta por parte del 15M con el que se dio por finalizada la acampada que habían mantenido durante casi un mes en la plaza del Carmen para reclamar un cambio político, económico y social.

El edil ha acusado a los concentrados de “agredir” a los ediles, a los del PSOE y PP “especialmente” ha dicho, “tirándoles todo tipo de material” cuando entraban al Ayuntamiento para tomar posesión de sus cargos.

“Creo que estas cuestiones lo que hacen es fomentar la crispación social y la valoración desde el gobierno de la ciudad no puede ser positiva”, ha añadido el portavoz del equipo de gobierno local, quien ha dicho desconocer si se activará un dispositivo policial este jueves.