Viernes, 28 Julio, 2017

            

El motrileño superviviente en Nepal aterriza en España con la "frustración de no haber podido ayudar en nada"

Tras dar las gracias por todo el apoyo recibido a través de su perfil en la red social Facebook, Castro está intentando contactar con españoles y nepalíes que se han quedado en el país para comprobar cómo se encuentran

Foto: E.P


image_print

El motrileño superviviente al terremoto de Nepal, Yeray Castro, ya está de nuevo en casa después de que el avión que lo ha devuelto a España llegara a las 21,00 horas de la noche de este martes al aeropuerto de Málaga desde Dublín, casi cinco horas de viaje que han devuelto a este granadino a su país “con la frustración de no haber podido ayudar en nada”.

Castro ha contado a Europa Press que la previsión inicial era que viajara el domingo por la noche “pero se estuvieron cambiando los vuelos constantemente, había mucha cancelaciones”, ha asegurado este superviviente que no ha llegado en el avión con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, porque no ha tenido contacto con la embajada española “en ningún momento”.

Tras dar las gracias por todo el apoyo recibido a través de su perfil en la red social Facebook, Castro está intentando contactar con españoles y nepalíes que se han quedado en el país para comprobar cómo se encuentran y, a partir de ahora, comenzará a colaborar con las líneas de ayuda abiertas hacia Nepal ya que “hace falta agua potable, escasa incluso con normalidad, ropa y mantas”, ha explicado Castro, que es secretario local de Podemos Motril y que asegura que siempre ha estado comprometido con distintas causas sociales, pero que ahora centrará el foco en Nepal.

“Aunque no sé muy bien cómo continúan las cosas porque he estado los dos últimos días en el aeropuerto, se nota que hay una calma tensa en el ambiente, una normalidad que no existe, con la gente en la calle y todo convertido en un caos”, ha contado Yeray Castro, quien vivió en primera persona el terremoto de 7,9 grados en la escala Ritcher que el pasado sábado azotó al país nepalí y que se ha cobrado ya más de 5.000 muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *