Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

El moco de las ranas, posible arma contra los virus de la gripe

Está cargado con moléculas que matan bacterias y virus

Imagen ilustrativa de una rana | E.P
E.P


image_print

El moco de la rana está cargado con moléculas que matan bacterias y virus y los investigadores están comenzando a estudiarlo como una fuente potencial de nuevos fármacos antimicrobianos. Uno de estos “péptidos de defensa del huésped”, cortesía de una colorida especie de rana del tamaño de una pelota de tenis (‘Hydrophylax bahuvistara’) del sur de India, puede destruir muchas cepas de la gripe humana y proteger a los ratones contra la infección de la gripe, según informa un equipo de investigadores en un artículo publicado este martes en ‘Immunity’.

Este péptido está lejos de convertirse en un fármaco contra la gripe, pero se trata de la primera evidencia de su capacidad para matar la gripe, según los científicos, quienes explican que parece funcionar uniéndose a una proteína que es idéntica en muchas cepas de influenza, y en experimentos de laboratorio, fue capaz de neutralizar docenas de cepas de la gripe, desde virus de 1934 hasta los más modernos.

Los investigadores, de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, nombraron al péptido recientemente identificado “urumin”, en alusión a urumi, una espada con una hoja flexible que se encaja y se dobla como un látigo, que proviene de la misma provincia india, Kerala, que la rana.

“Diferentes ranas generan diferentes péptidos, dependiendo de donde se encuentre su hábitat. Nosotros mismos hacemos péptidos de defensa del huésped”, dice el especialista en la gripe y coautor del estudio Joshy Jacob, de la Universidad Emory. “Es un mediador inmune innato natural que todos los organismos vivos mantienen. Acabamos de encontrar uno que hace la rana que sólo resulta ser eficaz contra el tipo de influenza H1”, añade.

Prácticamente todos los animales fabrican al menos unos pocos péptidos antimicrobianos de defensa del huésped como parte de su sistema inmune innato y los investigadores están comenzando a catalogarlos. Sin embargo, las ranas han atraído la mayor atención como fuente de péptidos de defensa del huésped porque es relativamente fácil aislar los péptidos de su moco. Los científicos pueden simplemente dar a las ranas una pequeña descarga eléctrica o frotar un polvo en las ranas para que segregan sus péptidos de defensa, que luego se pueden recoger.

UNO DE SUS PÉPTIDOS RESULTA EFECTIVO CONTRA LA GRIPE

Investigadores del Centro de Biotecnología Rajiv Gandhi en Kerala, India, han estado aislando los péptidos de sus ranas locales y evaluándolos como posibles antibacterianos, pero Jacob se preguntó si también podría haber péptidos que neutralizaran los virus que infectan a los humanos. Jacob y sus colegas examinaron 32 péptidos de defensa de las ranas contra una cepa de influenza y descubrieron que cuatro de ellos tenían habilidades para colapsar la gripe.

“Al principio, pensaba que cuando se hace el descubrimiento de fármacos, hay que pasar por miles de candidatos a fármacos, incluso un millón, antes de obtener uno o dos. Y aquí hicimos 32 péptidos, y tuvimos cuatro aciertos”, detalla este investigador.

Desafortunadamente, cuando los investigadores expusieron glóbulos rojos humanos aislados (en un plato) a los péptidos destructores de la gripe, tres de los cuatro resultaron tóxicos para los humanos. Sin embargo, la cuarta – urumin– parecía inofensiva para las células humanas, pero letal para una amplia gama de virus de la gripe. Las imágenes del microscopio electrónico del virus después de la exposición a urumin revelan un virus que ha sido completamente desmantelado.

El equipo de Jacob todavía está trabajando en los detalles del mecanismo de la destrucción de la gripe, pero urumin parece funcionar atacando una proteína de superficie viral llamada hemagluttinina, la H en H1N1. “El virus necesita esta hemaglutinina para entrar en nuestras células –dice Jacob–. Lo que hace este péptido es que se une a la hemaglutinina y desestabiliza el virus, y luego mata al virus”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *