Jueves, 19 Octubre, 2017

            

El mirador de San Nicolás acoge hoy un pasacalle para recuperar “la esencia” del Albaicín y evitar el “turismo de masas”

En este encuentro reivindicativo, previsto a mediodía, los vecinos participantes harán "cosas de barrio", como compartir historias o recuperar viejas costumbres

Un bar en el mirador de San Nicolás de Granada | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

 La Plataforma Vecinal Albayzín y Ajuntamiento ‘Albayzín’ han convocado para hoy un pasacalles en el mirador de San Nicolás para denunciar que el barrio “se está convirtiendo en un parque temático para el turismo de masas, potenciando un modelo económico que no beneficia a sus vecinos”, según recalcan en una nota de prensa.

Bajo el lema, “El Albayzín no se vende”, estas plataformas tiene como principal finalidad recuperar la esencia del histórico barrio granadino, sus costumbres, sus precios y su esencia la cual, según reivindican, “se está perdiendo cada vez más por la enorme masa turística que se agolpa en el barrio, haciendo del mismo un lugar puramente turístico con precios abusivos”, añaden.

De este modo, a partir de las 12h., los vecinos se concentrarán en este enclave del Albacín para reivindicar sus voluntades haciendo “cosas de barrio“, como compartir historias, recuperar viejas costumbres y creando otras nuevas.

Por otro lado, los vecinos solicitarán la regulación de los alojamientos turísticos de la zona, la creación de una plaza de viviendas sociales elaborada mediante edificios rehabilitados con dinero público y la defensa de los espacios públicos del barrio, con el fin de que sus vecinos puedan disponer cómodamente de ellos. Además, se abogará por los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras del Albayzín, centrándose en la áreas turísticas, hosteleras y de transporte público principalmente.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Todo eso me parece genial, yo incidiria en el comportamiento cívico de los vecinos/as con respecto a mascotas y sus heces en las calles así como en el transporte público, que no entiendo, a la altura de siglo que estamos, haya esos buses y trenecitos tan folloneros y contaminantes