Viernes, 26 Mayo, 2017

El minuto 90 y la prolongación



image_print

Si no me falla la memoria, el Real Madrid perdió más de una decena de puntos la pasada temporada por goles encajados en el minuto 90 o en los de añadido… ¡Ojo!, repito, más de una decena de puntos. No es baladí. De salvarse en el último partido a estar en abril pensando en el chiringuito de la playa hay eso, algo más de diez puntos. Caparrós y Abel en 34 jornadas no fueron capaces de inculcarle al equipo ese gen competitivo que distingue a los hombres de los niños, a jugar en Primera de hacerlo en Segunda, y por eso el Granada estuvo con pie y tres cuartos del otro de irse a la división de planta. Afortunadamente, con Sandoval, aquello cambió y por ahí se obró el milagro. El psicólogo ahí es el número uno.

“Lo importante era sumar los tres puntos para irnos al parón con otras sensaciones. En la primera parte el equipo ha brillado en juego colectivo y en la segunda el Getafe ha estado muy bien. Nosotros hemos cedido terreno, pero el equipo ha sabido sufrir”, comentó el técnico del conjunto nazarí tras el encuentro en El Coliseum. Quedaos queridos lectores con esa última reflexión: “El equipo ha sabido sufrir”. Insisto, en mi opinión, la plantilla del Granada es más ruido que nueces, pero si Sandoval logra llegar a abril con esos diez puntos que la pasada temporada se dejaron escapar por pardillos, el equipo no tendrá problemas de salvarse. Otra cosa es que no nos quedemos dormidos en el minuto 30 de cada encuentro. Pero a veces, eso sí pocas, el fin justifica los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *