Lunes, 16 enero, 2017

El mercado laboral granadino: más temporalidad y horas semanales por menos dinero

El sindicato UGT hizo público ayer un documento en el que repasa los principales datos del mercado de trabajo en Granada | Según datos oficiales, a la pérdida de sueldo le ha seguido un aumento de las horas trabajadas y una mayor precariedad basada en el trabajo a tiempo parcial "involuntario"

Protesta-CCOO-AulaMatinal-CarlosGil
Manifestación de trabajadores del aula matinal | Foto: Carlos Gil


image_print

La irregular evolución en el número de desempleados de la provincia suele ser una de las noticias del mes. La subida o bajada de la tasa de parados suele ir en función de la estacionalidad y de cómo el sector servicios se haya comportado durante un determinado periodo de tiempo, algo en lo que se apoya el informe hecho público ayer por el sindicato UGT y que denuncia “la precarización del mercado de trabajo en la provincia de Granada”. Temporalidad, horarios más largos y una menor retribución son las claves del nuevo mercado laboral que la crisis económica ha esbozado en Granada, según se extrae de un documento basado en datos oficiales de instituciones como el INE o el SEPE.

LAS CLAVES DE LA PRECARIEDAD 

Para el sindicato UGT uno de los primeros ‘males’ del mercado laboral granadino tiene que ver con la estructura de la jornada laboral, una jornada que a raíz de la crisis económica ha mutado para, o bien extenderse más horas o, en el lado opuesto, para convertirse en parcial “involuntaria”, según denuncia el informe. Los datos que respaldan esta nueva radiografía del trabajo en Granada vienen del Servicio Público de Empleo Estatal, que arrojan un descenso en 20 días del tiempo de duración de los contratos temporales. A estos números habría que sumarle los facilitados por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, que refleja un aumento en el número de horas trabajadas: de 38,39 en 2008 a 39,53 en 2014. Para terminar el cuadro, según la Agencia Tributaria el salario medio de los granadinos ha pasado de ser de 15,980 en 2008 a 14.721 en 2013, una diferencia de casi el 8% que no tiene en cuenta la subida de los precios en el consumo, con lo que el poder adquisitivo de los granadinos ha caído más de lo que estos números reflejan.

Otro caballo de batalla que denuncia UGT tiene que ver con el tiempo que se pasa en el trabajo, con “un incremento del peso de las horas extraordinarias no pagadas”.

Más allá de valorar y poner de manifiesto las altas tasas de paro que existen en la provincia, el informe también pone el acento en la tasa de cobertura por desempleo; en diciembre de 2008 hasta el 80% de los desempleados de la provincia podían echar mano del ‘paro’, una cifra que se ha visto reducida hasta el 64 por ciento durante el diciembre de 2014, por lo que al elevado número de desempleados hay que sumarle además, que un menor porcentajes de estos puede acudir a una ayuda estatal.

Por otro lado, el número de contratos firmados sí da un respiro al mercado laboral granadino. El SEPE muestra como en 2008 se firmaron un total de 386.335 contratos frente a los 449.771 de 2014, una diferencia de más de 63.000 contratos. El contrapunto al volumen de contratos firmados se encuentra en su tipología: el 3,41% de los contratos fueron indefinidos frente al 96,59 que fueron temporales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *