Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

El Mercado de San Agustín se rejuvenece para ‘tentar’ al público granadino y al visitante

El histórico espacio vive una profunda conversión para dar cabida a 22 locales de hostelería que pretenden dinamizar el paso de turistas y granadinos | La inversión, que ha superado los 700.000 euros, ha reformado también los espacios públicos y la plaza exterior del mercado

El nuevo interior de San Agustín


image_print

Con un poco de retraso con respecto a la fecha anunciada – algo más de un mes– llegó el día de la inauguración para el nuevo Mercado de San Agustín. Desde fuera y más allá de la terraza cubierta que ahora habita la plaza del mercado, poco se pude intuir del profundo cambio físico y conceptual que ha vivido el simbólico espacio. 

A San Agustín le han crecido las posibilidades con el goteo constante de los 733.578 que ha costado el nuevo proyecto. Los comercios de toda la vida, que tienen su mejor representación en las pescaderías, carnicerías y fruterías que ahora conviven con 22 nuevos locales de hostelería llegados para remodelar el mismo concepto de mercado. Era eso o seguir estancados, según ha explicado en medio de una gran expectación el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, quien junto con los empresarios responsables del ‘atrevimiento’, han dado a conocer un espacio que pretende ser un punto más de referencia para el ocio granadino y extranjero.

Si no puedes ver el vídeo, pulsa aquí

LAS EXCUSAS PARA VOLVER AL MERCADO

Más allá de la terraza aclimatada, el nuevo rostro del mercado se encuentra en su interior, en sus techos reformados y sus lavabos ‘a estrenar’, pero sobre todo en las propuestas gastronómicas que quieren complementarse con el habitual uso del mercado. Ahora a San Agustín se podrá ir para comprar jamón de Trevélez, pero también para degustarlo, se podrá hacer la compra de la semana pero también picotear de aquí y de allí… por variedad que no quede: los 22 nuevos establecimientos ofrecen desde una amplia selección de sushi hasta buen plato de huevos rotos. Es la idea, combinar sabores y experiencias para crear sinergias para volver a cautivar a un público que se fue o que nunca estuvo.

Y lo tienen claro los responsables del proyecto, varios empresarios granadinos que, fijándose en mercados tan importantes como el de la Boquería de Barcelona o el de San Miguel de Madrid, han querido importar la idea para Granada: “veíamos un mercado abandonado, obsoleto  con una dejadez increíble”, explica Antonio Moya, uno de los empresarios que con esta inversión no sólo espera dinamizar la zona, sino crear hasta 100 puestos de trabajo nuevos. En esto también ha coincidido el primer edil de la ciudad, que ha puesto como ejemplo de recuperación del centro de la ciudad el recién estrenado mercado. Por cierto, que a este proyecto de revitalización de las zonas más céntricas de la ciudad se le unirá, si no hay más retrasos, la apertura del Centro Lorca a final de año.

OPTIMISMO 

Los nuevos hosteleros de la zona ha comenzado hoy a mostrar sus productos con las ganas ya de empezar a atender al público. “Nosotros somos un restaurante conocido por el bacalao. La comida la puedes comprar y tomártela aquí en el mercado o también te la podemos llevar a tu casa porque tenemos servicio de comida para llevar”, explica Inmaculada Moreno, del restaurante Marinetto, un negocio enfocado en un producto específico y que no es la excepción, como dice Alfredo Fernández, que regenta un local enfocado a crear todo tipo de platos con el huevo como protagonista: “Esto es una apuesta segura, en todas las ciudades de España está funcionado muy bien”. 

Sin embargo, la simbiosis dentro del mercado no llega a ser total, como explica un comerciante que lleva toda la vida trabajando su género allí mismo. Para este trabajador, la queja tiene que ver con el hecho de que tan sólo dos de los nuevos locales de hostelería compren género en el propio mercado de San Agustín, una pega que, no obstante, no ensombrece la oportunidad de devolverle la vida a un espacio antaño ‘olvidado’, como reconoce este comerciante que espera beneficiarse del nuevo fluir de visitantes al mercado.

Con un horario extendido que rascará el filo de la medianoche, el nuevo San Agustín quiere ser la avanzadilla de una serie de reformas en el centro de Granada, que abran nuevos espacios de encuentro, de diversión y de oportunidad de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *