Lunes, 23 enero, 2017

El melanoma avanzado ha pasado de ser un “patito feo” a uno de los tumores con más opciones de tratamiento

La mayoría de melanomas se diagnostican y tratan de forma precoz, lo que permite su curación

Foto: E.P.
E.P.


image_print

El melanoma avanzado o metastásico es el cáncer de piel más peligroso y uno de los tumores con peor pronóstico pero en los últimos años, gracias a la aparición de numerosos medicamentos innovadores, ha pasado de ser un “patito feo” a convertirse en uno de los tipos de cáncer que más opciones tiene de tratamiento.

“Es un momento de mucho interés científico y una esperanza enorme para nuestros pacientes”, según ha asegurado a Europa Press el presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEMM), Salvador Martín Algarra, con motivo del Día Mundial de este tumor que se celebra este lunes 23 de mayo, celebrando el “momento de ebullición” que vive el tratamiento de estos tumores gracias a la inmunoterapia y las terapias dirigidas.

La mayoría de melanomas se diagnostican y tratan de forma precoz, lo que permite su curación. Sin embargo, cada año se detectan entre 1.000 y 2.000 casos en estadio avanzado o metastásico y, hasta ahora, muy pocos tenían un tratamiento eficaz como sucede en otros tumores.

“La quimioterapia en estos tumores se introdujo a finales de la década de 1970 pero no se basó en estudios comparativos sino de eficacia, aunque era escasa”, según Martín Algarra, que ha participado estos días en Madrid en el encuentro internacional ‘Melanoma Advances in Practice’ organizado por la farmacéutica suiza Roche.

Esto hacía que, con este tratamiento, en apenas un 10-15 por ciento de estos pacientes experimentaran una mejoría o se estabilizara la enfermedad, y sólo un 5 por ciento sobrevivía a largo plazo, con entre 2 y 3 muertes diarias en España.

Sin embargo, desde hace unos años el desarrollo de varios fármacos inmunoterápicos, que evitan que el sistema inmune disminuya su función antitumoral, y terapias dirigidas que inhiben alteraciones genéticas específicas relacionadas con estos tumores han supuesto una “auténtica revolución” ya que han logrado obtener una elevada tasa de beneficio clínico.

“En algunos casos se consigue una supervivencia de alrededor del 40 por ciento después de más de 3-4 años”, según ha destacado este experto, lo que supone un avance sin precedentes si se compara con los resultados que había antes, cuando “la mayoría de estudios eran improductivos”.

YA HAY SIETE FÁRMACOS AUTORIZADOS EN ESPAÑA

Actualmente España tiene siete fármacos autorizados para su uso en primera línea de tratamiento, tres inmunoterapias que se administran por vía intravenosa y cuatro terapias dirigidas que se administran por vía oral, pero el presidente del GEMM considera que todavía “todavía hay un horizonte de desarrollo enorme”.

“Hay que combinar estos fármacos entre si y se están incorporando nuevas inmunoterapias y terapias dirigidas que hacen que estemos esperanzados”, ha destacado Martín Algarra, que admite que también está por ver hasta cuándo deben usarse estos fármacos, si de por vida o sólo durante un tiempo limitado. Asimismo, en algunos casos se ha visto que hay pacientes considerados inoperables en los que podría replantearse la cirugía tras su uso.

Del mismo modo, este oncólogo celebra que el melanoma está sirviendo como plataforma de identificación de mecanismos de respuesta inmunológica que son claves para el control de otros tumores.

“Estamos en una fase de expansión clínica”, según este experto, que confía en que en un futuro se pueda hablar del melanoma como una enfermedad cronificada e incluso curable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *