Domingo, 22 enero, 2017

El M23 anuncia el fin de la rebelión y su desarme y desmovilización

Termina el conflicto en República Democrática del Congo

Agencia


image_print

El grupo insurgente Movimiento 23 de Marzo (M23) ha anunciado este martes en un comunicado el fin de la rebelión y el inicio de su proceso de desarme y desmovilización en los términos que se acuerden con el Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC).

El Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) ha anunciado este martes que el grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23) ha sido expulsado de sus dos últimos bastiones y que el conflicto “en términos militares ya ha terminado” después de 20 meses de enfrentamientos. “Tshanzu y Runyoni han sido ocupados hacia las tres de la mañana (una de la madrugada en la España peninsular)”, ha declarado el portavoz del Gobierno, Lambert Mende.

 “Muchos combatientes del M23 se están rindiendo”, ha proseguido. “En términos militares, esto ha terminado”, ha agregado el portavoz, quien ha expresado su esperanza de que las negociaciones de paz entre Kinshasa y los rebeldes, en las que actúa Uganda como mediador, se reanuden pronto.

En declaraciones, Mende ha precisado que los últimos rebeldes presentes en el país han cruzado la frontera o se han rendido y entregado las armas. El M23 no ha hecho comentario alguno por el momento sobre las palabras del Gobierno.

Asimismo, ha resaltado que entre las personas que han huido del país se encuentra el líder militar de la guerrilla, Sultani Makenga, si bien ha dicho que se desconoce si se ha fugado a Ruanda o a Uganda. Asimismo, ha indicado que Naciones Unidas ha apoyado desde el lunes las operaciones con tanques y helicópteros.

El anuncio ha llegado apenas dos días después de que la guerrilla anunciara un “cese inmediato de hostilidades“, pese a lo cual los enfrentamientos han continuado.

Este lunes, al menos cuatro civiles fallecieron a causa de un bombardeo del M23 sobre la ciudad de Bunagana, cerca de las fronteras con Uganda y Ruanda. Por su parte, el Ejército continuó con su ofensiva contra las posiciones de los rebeldes en las regiones de Chanzu, Mbuzi y Runyonyi, últimos reductos de la guerrilla tras los avances de las últimas semanas de las fuerzas gubernamentales en la región de Kivu Norte.

Los guerrilleros del M23 abandonaron a finales de la semana pasada Bunagana, último reducto que controlaban en la región, y se habían retirado hacia las zonas boscosas y montañosas de la frontera congoleña con Uganda y Ruanda, origen de la rebelión, en los montes de Runyoni, Mbuzi y Tshanzu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *