Martes, 24 enero, 2017

El largo camino hacia la transparencia en Granada

El Ayuntamiento de Granada lanza dos medidas para luchar contra el estigma de ser el consistorio más opaco de España, según el ranking elaborado a principios de año por la ONG Transparencia Internacional | Recordamos los baremos de valoración que esta organización emplea y las reacciones de la oposición al anuncio del pasado jueves

Juan Antonio Fuentes y Sebastián Pérez, en su comparecencia del pasado jueves | Foto: Gabinete


image_print

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada expuso el pasado jueves las primeras medidas del presente mandato en materia de transparencia. Sebastián Pérez y Juan Antonio Fuentes se presentaron de pie ante los medios -costumbre del primero- para anunciar la creación de dos instrumentos que quieren contribuir a mejorar la transparencia del Ayuntamiento, extirpar el estigma de opacidad.

Con la creación de una ordenanza, “la primera en la historia del Ayuntamiento de Granada”, y de un portal de transparencia la ciudad quiere, en palabras de Sebastián Pérez, colocarse “en el top ten” de las ciudades más transparentes. Para ello, y junto a los indicadores y criterios establecidos en las normativas estatal y autonómica, “hay dos grandes organizaciones que en este momento están haciendo las valoraciones y que están muy prestigiadas. Una se llama Dyntra y otra Transparencia Internacional. Hemos mantenido algún contacto y vamos a seguir manteniéndolo.”

Cabe recordar que fue precisamente Transparencia Internacional la que a finales del pasado enero publicaba el ranking ITA –Indice de Transparencia de Ayuntamientos- de 2014. Granada ocupó el último lugar, el puesto 110 con un índice de 28,8 sobre 100 y frente a un valor medio de los ayuntamientos valorados de 85,2.

Conocidos los datos del ranking de Transparencia Internacional, el concejal Juan Antonio Fuentes emitía un comunicado en el que aseveraba que el Ayuntamiento respondía de su transparencia ante órganos oficiales, pero no “lo ha hecho ni lo hará ante entidades privadas”. Igualmente señalaba que el Ayuntamiento “ha decidido no malgastar esfuerzos ni recursos públicos para responder y entrar en el juego de organizaciones o entidades de las que desconocemos el objetivo que persiguen”. Y consideraba una irresponsabilidad  destinar “en unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo, recursos públicos, que hay que retirar de otros servicios, para dar satisfacción a una entidad de la que desconocemos sus pretensiones”.

Las seis Áreas de transparencia que se evalúan en el ITA son las siguientes: a) Información sobre la Corporación municipal; b) Relaciones con los ciudadanos y la sociedad; c) Transparencia económico-financiera; d) Transparencia en las contrataciones y costes de los servicios; e) Transparencia en materias de urbanismo, obras públicas y medioambiente. f) Indicadores Ley de Transparencia. Con la aplicación de ese conjunto de 80 indicadores, cada Ayuntamiento obtiene una puntuación individual, de forma que surge un Ranking o Clasificación del nivel de transparencia de los 110 Ayuntamientos citados.

Sea como fuere, y se responda ante quien se responda, el camino a recorrer para mejorar en términos de transparencia se antoja largo. Por el puesto que Granada ocupa ahora mismo en este indicador, por el eco mediático que ello suscitó y por las suspicacias mostradas por varios grupos políticos a raíz del anuncio del jueves. Aunque en todos ellos, aún bajo el recelo más enconado, subyace el deseo de que sirvan para avanzar.

PSOE: “DIFÍCIL DE CREER”

Respecto a la transparencia, el PSOE se muestra receptivo: “todo lo que signifique transparencia, bienvenido” si bien le resulta “difícil de creer cuando de las dos personas que proponen algo que tenga que ver con transparencia, uno está condenado por tomar decisiones poco transparentes, y el otro dirige la concejalía responsable de TG7.”

Así, al PSOE granadino les genera “grandes dudas quién se pone la palabra transparencia en la boca”, al tiempo que señala que “mucho tienen que hacer porque tienen que cambiar una marca, la del ayuntamiento menos transparente de España […] porque son ellos mismos los que han desprestigiado la ciudad.”

CIUDADANOS: “MUY SATISFECHOS”

El grupo municipal liderado por Luis Salvador da la bienvenida a las dos medidas. De hecho, recuerda el concejal de la formación naranja que la transparencia era uno de los objetivos perseguidos en el acuerdo suscrito entre los dos grupos “para poder hacer que eso fuera una realidad”. Un objetivo que parte de un “diagnóstico” realizado por Ciudadanos, por lo que “introdujimos varios elementos, independientemente de una auditoría externa, que está en camino”, a saber, la concejalía de Transparencia, “que ya se ha hecho” y un portal “de transparencia de máximos”. Es por ello que “nos sentimos muy satisfechos de que en tan poco tiempo se estén dando pasos en esa dirección”. 

VAMOS, GRANADA: “QUE LOS MECANISMOS DE TRANSPARENCIA QUE YA EXISTEN, FUNCIONEN”

El grupo de Vamos, Granada juzga que “en principio, avanzar en transparencia nos parece bien. Esperemos que sea rápidamente para estar a la vanguardia“. Al mismo tiempo “los mecanismos que ya hay tienen que funcionar efectivamente”. Informa a este respecto Marta Gutiérrez que “hemos hecho petición de información en este mes sobre contratos de telefonía, organigrama del Ayuntamiento, expedientes de licitación de las escuelas de verano...y no hemos recibido respuesta ninguna“. Y concluye: “es una cuestión no sólo de poner en marca mecanismos, si no que los que ya existen, funcionen”.

IZQUIERDA UNIDA: “DIFÍCIL DE CREER”

Para el grupo municipal  de IU “es difícil creer que el mismo equipo de gobierno que ha llevado al Ayuntamiento de Granada a ser el menos transparente de España sea el que consiga revertir esta situación para hacerlo de los más trasparentes.” Denuncia el edil de izquierdas que el Ayuntamiento de Granada ” sigue sin publicar en su web los datos completos del presupuesto municipal y su ejecución, la declaración de bienes del alcalde y de los concejales y tampoco hace públicos el sueldo del alcalde, de los tenientes de alcalde y de los concejales, así como de los cargos de confianza y puestos directivos y altos cargos municipales.”

Y entiende que para que haya “transparencia de verdad, cualquier ciudadano debe  conocer a qué se dedica, en qué se gasta, con quien se contrata hasta el último euro de lo que paga con sus impuestos.” y considera que “las intenciones del equipo de gobierno del PP siguen siendo muy poco creíbles.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *