Sábado, 22 Septiembre, 2018

            

El Juzgado recaba información para mandar testimonio de lo ocurrido en el juicio de Juana Rivas

El juicio contra la madre de Maracena ha sido aplazado al 18 de julio, después de que su abogado renunciara a su defensa, pese a la prohibición expresa del magistrado

Juana Rivas a su salida de los juzgados | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada ha comenzado a dar los primeros pasos para mandar testimonio a la Fiscalía, el Juzgado de Guardia y el Colegio de Abogados de Sevilla sobre lo ocurrido este pasado jueves en el juicio contra Juana Rivas, que ha sido aplazado al 18 de julio después de que su abogado renunciara a su defensa y abandonara la sala, pese a la prohibición expresa del magistrado.

El juzgado ha comenzado a recabar este viernes toda la documentación que puede afectar a este posible procedimiento, tanto la grabación del juicio, como el escrito de defensa de Juana Rivas en el que aparece la firma de este letrado, Juan de Dios Ramírez; y el poder que le da potestad para representarla, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Se trata en general de toda la documentación que podría aclarar si este abogado estaba habilitado para representar a Juana Rivas en la causa, tal y como concluyó el juez; que no admitió la renuncia del letrado cuando la planteó, le ordenó que siguiera en el juicio y le prohibió expresamente que abandonara la sala.

La documentación será remitida previsiblemente la próxima semana al Juzgado que estuviera de guardia el jueves, a la Fiscalía de Granada y al Colegio de Abogados de Sevilla, donde está colegiado este letrado, por si su actuación pudiera conllevar una desobediencia o medidas disciplinarias.

Fuentes de la Fiscalía han señalado a Europa Press que esto se valorará en su momento como “un procedimiento aparte” del que se sigue contra Juana Rivas por presunta sustracción de menores para determinar si el asunto “tiene trascendencia penal o disciplinaria”.

El abogado Juan de Dios Ramírez tomó la decisión de abandonar la sala después de que el juez no aceptara su petición de suspender la vista. Lo solicitó alegando que se ha desvinculado en los meses de la defensa de la madre de Maracena, de modo que no ha tenido tiempo para prepararse este juicio, y que ella desea que sea otro de los letrados del caso, José Estanislao, quien la represente por tener depositada su “confianza plena en él”.

Este último letrado está de baja por una úlcera en una pierna que le impide desplazarse y aunque solicitaron la suspensión por esta causa el juez la denegó al entender que había otro letrado designado en la causa, Juan de Dios Ramírez, el cual había suscrito el escrito de defensa.

LA VERSIÓN DE LOS ABOGADOS
Los abogados José Estanislao López y Juan de Dios Ramírez han puesto de manifiesto por su parte que este escrito de defensa “fue dictado” por el primero, mientras “guardaba reposo por prescripción médica”, al segundo, “que fue el que lo escribió a ordenador”.

Reconocen que el escrito lleva la firma electrónica de Juan de Dios Ramírez, pero sostienen que “se limitó a firmarlo por su compañero, al estar éste de baja”. Sin embargo, en el encabezamiento “dice que la defensa es exclusivamente dirigida por el letrado José Estanislao López”.

Este último, ante la imposibilidad de desplazarse a Granada por motivos de salud para acudir al juicio –como corroboró el médico forense el 11 de junio– pidió la suspensión, aunque fue denegada.

Por su parte, Juan de Dios Ramírez recuerda que remitió un escrito haciendo saber al juzgado que pese a su designación, llevaba varios meses desvinculado de este asunto y que Rivas desea ser asistida en el juicio por el otro letrado.

Agregan que el 13 de junio ella “se desplazó al Juzgado para intentar hacer una comparecencia que no le fue recogida”, en la que quería poner de manifiesto que quería ser asistida por José Estanislao López y éste a su vez remitió escrito al Juzgado comunicando que su médico le había dicho que si no le surgía ninguna complicación era previsible que pudiera recibir el alta laboral en septiembre, a efectos de facilitar una fecha aproximada para un nuevo señalamiento si se suspendía el juicio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.