Viernes, 20 enero, 2017

El juez Silva valora este jueves su imputación por la instrucción del ‘caso Blesa’

Ofrecer una rueda de prensa

E.P


image_print

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, reaparecerá hoy públicamente en una rueda de prensa para valorar su procesamiento por los presuntos delitos, entre ellos el de prevaricación, cometidos durante la investigación al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

El juez Elpidio José Silva, acompañado por sus abogados Cándido Conde-Pumpido y Gonzalo Boye, comparecerá ante los medios de comunicación para explicar las “novedades” del procedimiento e informar de las actuaciones y “quejas” que la defensa prevé interponer.

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Jesús Gavilán dictó el pasado lunes un auto en el que sostenía la existencia de “indicios racionales bastantes” para procesarle por delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual.

El magistrado declaraba formalmente imputado al juez Silva y le imponía el pago de una fianza de 8.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias a las que podría ser condenado.

Abría un plazo de diez días a las partes para que solicitaran la apertura del juicio oral, el sobreseimiento de la causa o la práctica de diligencias complementarias, si bien él consideraba finalizada la fase de investigación.

El juez Silva, que se enfrenta a una pena de inhabilitación de hasta 40 años, regresó precisamente ese día a su juzgado tras concluir la suspensión que le impuso el pasado julio el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por otras causas ajenas al ‘caso Blesa’.

EL TSJ APRECIÓ INDICIOS DE CRIMINALIDAD

Gavilán, que inició la investigación en virtud de la querella de la Fiscalía –a la que se adhirieron como acusaciones Blesa y el ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán–, puso su resolución en conocimiento del CGPJ y concluyó que Silva reabrió de forma “improcedente” las diligencias archivadas inicialmente contra el banquero por la concesión de un crédito de 26,6 millones de euros al entonces jefe de la patronal.

Esta reapertura se realizó sin existir dato nuevo alguno que lo justificase, según el instructor Gavilán, “seguido sin solución de continuidad por la asunción contraria a las normas de reparto de una ampliación de la denuncia relativa a otros hechos” -la compra del City National Bank de Florida-, “sin conexión alguna con los anteriores”.

También citó como irregular el “carácter prospectivo y de investigación general” desplegado por Silva en relación con “hechos atinentes a la situación general del funcionamiento de la entidad bancaria a la que pertenecía el denunciado”, relacionándolos con la “crisis global del sistema financiero”.

Igualmente, tuvo como indicio de delito “la apertura injustificada de diligencias al letrado de la defensa” de Blesa, Carlos Aguilar. Añadía que envió al banquero a la cárcel por la petición de Manos Limpias, que carecía de legitimación, y por correos electrónicos “que sólo guardarían una relación indirecta con la causa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *