Lunes, 29 Mayo, 2017

El joven ‘outsider’ de los clásicos

Crónica del concierto de Micah P. Hinson, que anoche quemó sensibilidades en la sala Planta Baja.

Rosa Díe


image_print

Parece que la designación acuñada por los especialistas de la música indie de nuestro país (y los que no) ha despertado la curiosidad de un numeroso grupo de modernos gafapasta de Granada, que se congregan expectantes ante el escenario de la Sala Planta Baja.

Se trata del “Leonard Cohen del indie”, que a las 10 en punto y por detrás de sus músicos, aparece en el escenario mordisqueando una manzana, con su pelo engominado y sus pantalones remangados, dejando ver sus calcetines rojos de rayas, como si le divirtiese el look.

Tras un tímido “Hola” del cantante de Memphis, y un gran aplauso del público, la banda abre el repertorio con “How are you just a dream”, primer tema de su último álbum, titulado “Micah P. Hinson And The Nothing”, grabado recientemente en Santander, en los estudios “Moon River”, sitos en Escenario Santander, con Fernando Macaya (Los Deltonos, Quique González) como ingeniero de sonido, quien también es uno de los músicos que acompaña a Micah en esta gira.

IMG_9461

 

Es un disco de música popular con raíces, bluegrass y gospel y cierto toque de rock & roll refinado y su característico estilo folkie que lo acompaña en gran parte de su trabajo.

Cuando llega el tercer tema, la escena va cobrando identidad. El artista hace homenaje a dos de sus grandes referentes musicales, Cohen y Dylan (“Blood on the tracks” es uno de los cinco álbumes que Nicah asegura haber escuchado más en su vida), y ¿por qué no? también a un romántico Tom Waits, evocando ese mítico momento de encenderse un cigarro y sentarse al piano, sólo que ahora, aunque en esencia es igual, las condiciones son otras: Nicah se sienta al teclado, en este caso un “Nord electro 2”, y se coloca en la boca su cigarrillo electrónico de vapor, como un buen “american songwriter” indie.

A medida que avanza el espectáculo, los fantásticos músicos que le acompañan y él mismo van cambiando de instrumentos, a excepción del bajista: el batería, clave en este directo, alterna escobillas con mazas, pandereta, y platos; el músico Fernando Macaya alterna una maravillosa guitarra “Gretsch Electromatic” con un “pedal steel guitar” uno de los instrumentos más característicos de la música country.

Nicah brilla tanto con su guitarra eléctrica, como con la española, a la que ha bautizado con el lema “This machine kills fascist”, o luciendo su potente vozarrón tecleando su “Nord electro 2”, porque a pesar de su poca empatía con el público, y de que le exactamente igual desafinar cuantas veces haga falta, es un rotundo artista que domina el escenario y deslumbra con su música, valiéndose de un perfecto directo incluso él solo en escena, haciendo gala de los mejores ritmos country y folk de la vieja escuela, por muy “outsider” que le guste ser.

Entre su repertorio, varias del nuevo álbum, como “Sons of The USSRR”, balada que recuerda a otro de los grandes, Johnny Cash, al que también imita con el precioso micrófono vintage que presenta, y “God is good”, una canción góspel, o “The Quill”, hermosas canciones de piano que recuerdan totalmente a un ambiente americano de los años sesenta.

Además, le acompaña en el micrófono su mujer, quien viaja con ellos y le acompaña en gran parte de sus conciertos. Con ella interpreta varias canciones, como la famosa “Beneath the Rose”, que dicho sea de paso, forma parte de la banda sonora de la película española “After” (Alberto Rodríguez Librero, 2009).

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Este artículo me ha despertado mucho interes por este exitoso cantante. Ojalá en el próximo concierto podamos estar.