Martes, 17 Octubre, 2017

            

El investigador que busca la posible fosa de Lorca defiende el “rigor científico” de los trabajos

Miguel Caballero ha defendido la labor que coordina junto con el arqueólogo y presidente de la asociación Regreso con Honor, Javier Navarro, a raíz de las declaraciones de Andrés Soria, marido de Laura García Lorca

Trabajos de búsqueda de la fosa de Lorca | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El investigador Miguel Caballero, coordinador de los trabajos que buscan en Alfacar (Granada) la posible fosa en la que podrían hallarse de Federico García Lorca, ha defendido este martes el “rigor científico” de esta investigación que se ha basado en “documentos, huyendo de la tradición oral”.

En declaraciones a Europa Press, Miguel Caballero ha defendido la labor que coordina junto con el arqueólogo y presidente de la asociación Regreso con Honor, Javier Navarro, a raíz de las declaraciones a la Cadena Ser en Granada de Andrés Soria, catedrático de Literatura y marido de Laura García Lorca –sobrina del poeta– quien ha considerado “paradójico” que estas excavaciones las encabece una persona que opina que el asesinato del poeta “no fue un crimen político sino un homicidio causado por odios entre familias de la Vega granadina”.

Caballero ha explicado que “los últimos días” de Lorca dejan datos como que uno de sus ejecutores fue Antonio Benavides, sobrino nieto de la primera mujer del padre del escritor fusilado en 1936, junto con otros que implican a más familiares en los hechos previos que tuvieron lugar tanto en la casa de la Huerta de San Vicente como en la de los Rosales en el centro de Granada.

El investigador se ha preguntado “si con estos datos todavía se duda de que fuera un crimen en familia” sin que ello fuera contradictorio con las motivaciones políticas de los primeros momentos de la Guerra Civil; fue una “concretización de causa”, ha precisado Caballero que ha invitado a un “debate serio, sosegado y documentado” a Andrés Soria al respecto.

En cualquier caso, “el enigma de Lorca no lo vamos a resolver” y “no nos afecta porque estamos buscando a Dióscoro Galindo” a instancias de las dos nietas del maestro republicano fusilado junto al poeta de Fuente Vaqueros para las que Caballero ha pedido “respeto”.

Sobre el desarrollo de los trabajos en la segunda semana, tras retirar la Junta de Andalucía la máquina que ha desarrollado el movimiento de tierras, el investigador ha señalado que tienen lecturas del georradar que confirman la localización hacia la zona de los pozos del “caminito por el que Dióscoro Galindo dio los últimos pasos de vida”.

Los trabajos, así mismo, continúan en las labores de limpieza de la zona para proseguir buscando indicios de pozos. En caso de localizarse, los pozos serán delimitados para hacer los sondeos arqueológicos que permitan comprobar si hay restos humanos, supuesto que en ese caso sería documentado y notificado tanto a la Dirección General de Memoria Democrática como al Juzgado.

Esta actuación ha sido posible tras conseguir la asociación los permisos de la Junta y el Ayuntamiento de Alfacar, así como la financiación necesaria.

Los técnicos que trabajan en la zona son un grupo de arqueólogos de la asociación Regreso Con Honor y de la CNT procedentes de Zaragoza, Barcelona y Madrid, capitaneados por Navarro. A ellos se suma esta semana el geógrafo y Catedrático emérito de la universidad de Zaragoza, Luis Peña.

Regreso con Honor ha recabado el respaldo de la familia del maestro Dióscoro Galindo, y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en calidad de “familia política” de Arcollas y Galadí.

Fue hace unos meses cuando una de las nietas del maestro practicó en el laboratorio Labgenetics, en Madrid, la recogida de muestras de ADN, para cotejarlas con los posibles restos óseos que se encuentren en las tareas que pretende realizar la asociación.

La intervención prevista, que se producirá después de la impulsada en un primer momento por la Junta de Andalucía, emprenderá así una segunda fase sufragada por la asociación, de modo que los expertos puedan finalizar la investigación que comenzaron hace dos años sin que suponga ningún coste adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *