Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

El Instituto Confucio de la UGR imparte un curso de caligrafía china

Está abierta la inscripción para 'El arte del pincel y la meditación en movimiento' hasta agotar el número de plazas

La caligrafía es una de las más antiguas manifestaciones artísticas en China | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El Instituto Confucio de la Universidad de Granada ha organizado un curso de caligrafía para este año 2017 dirigido a todas aquellas personas interesadas en conocer, practicar y experimentar el arte de la caligrafía china.

Se trata de un curso que consta de 10 sesiones de dos horas cada una, 20 horas en total, en horario de 17:30 a 19:30 horas, lunes y miércoles del 4 al 31 de mayo de 2017. A lo largo del curso, el alumno podrá adquirir los conocimientos básicos de este arte y adentrarse en su mundo para descubrir, así, la mística del arte oriental.

La caligrafía es una de las más antiguas manifestaciones artísticas en China. Este arte tiene una historia de varios miles de años y goza aún de gran vitalidad. La caligrafía china es una síntesis abstracta de la cultura china y refleja el espíritu de los tiempos. Es considerada por los intelectuales chinos parte indispensable del crecimiento espiritual.

En la época del filósofo Confucio (55-479 a.C.) se incluía la caligrafía como una de las seis habilidades básicas que debían tener los intelectuales o eruditos. En años posteriores, el arte tuvo un peso importante en los exámenes imperiales por medio de los cuales los gobernantes feudales chinos seleccionaban a las personas talentosas que les debían servir.

En la China antigua, la teoría literaria ya contemplaba la caligrafía como un reflejo de la personalidad del escritor, de su cultura, mentalidad e interés; la gente podía imaginar el carácter del escritor a partir de su caligrafía.

Los cuatro instrumentos esenciales como el pincel, la tinta, el papel y la piedra de tinta, acompañaban al intelectual durante toda su vida. Muchos hombres de letras pusieron también su sabiduría en función de la caligrafía, lo que contribuyó a incrementar el valor y a proporcionarle perdurable fama a este arte.

La caligrafía posee, en cierto modo, la belleza de la música, la arquitectura y la danza y está estrechamente vinculada a otras artes tradicionales de China. Le proporciona un contenido artístico a los caracteres y permite una comprensión de la cultura tradicional.

Las obras caligráficas reflejan elementos de la filosofía china tradicional, resultado de la búsqueda de valores estéticos, el ritmo y las concepciones artísticas de la poesía, la melodía y la armonía de la música, sumadas a la intensidad de la pintura. En la caligrafía, el pelo sutil de los pinceles le infunde fuerza a los caracteres chinos, el color de la tinta negra produce numerosos tonos y los trazos expresan la complejidad de este arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *