Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

El Instituto Andaluz de la Mujer atiende 26 casos de adolescentes que han sufrido violencia de género en Granada

La provincia granadina en la segunda que más casos ha registrado el pasado año, por detrás de Sevilla con 32 incidencias

Imagen ilustrativa | Fuente: Gabinete
Gabinete


image_print

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha prestado durante 2017 terapia psicológica gratuita y especializada a 26 chicas adolescentes que han sufrido violencia de género en sus primer relaciones de pareja en Granada. Se trata de la segunda provincia con mayor número de incidencias de este tipo, por detrás de Sevilla con 32 casos.

En 2016, Granada contó 91 casos –sin diferenciar el tramo de edad– de mujeres que precisaron la atención del IAM del 729 del total en Andalucía. Tomando esa última cifra, el caso de las adolescentes supondría cerca del 30 por ciento de las actuaciones de Instituto en Granada.

En el resto de provincias el servicio de la IAM ha atendido en 2017 a 22 adolescentes en Córdoba; 15 en Jaén; 14 en Huelva; 10 en Almería y Cádiz respectivamente y 9 en Málaga. Estas cifras suponen un aumento del 10,4% respecto al año anterior, cuando se registraron 125 intervenciones por las 138 de este curso.

‘GUÍA PARA MADRES Y PADRES’

La directora del IAM, Elena Ruiz, ha querido hacer un “llamamiento a las familias para estar alerta y pedir ayuda ante cualquier síntoma de relación tóxica en sus hijas adolescentes”, para lo cual ha recomendado conocer las señales a través de la ‘Guía para madres y padres con hijas adolescentes que sufren violencia de género’, disponible en su web.

Junto a ello, Ruiz ha insistido en la importancia de “desmontar los roles de género, los mitos del amor romántico y la pornografía patriarcal, introduciendo más educación sexual, emocional y de género”.

El Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género presta terapia psicológica gratuita y especializada a víctimas de entre 14 y 18 años, y proporciona información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

CIBERDELINCUENCIA

Según ha explicado la directora, el programa presta especial atención a la violencia sexual, que se da en casi todos los casos de las adolescentes atendidas, pese a no ser ellas conscientes al inicio de la terapia. De este modo, Ruiz ha advertido de la necesidad de estar alerta ante el “falso consentimiento” y dar “suficiente formación sexual a las personas jóvenes para contrarrestar la pornografía patriarcal”.

Todas las adolescentes atendidas en el programa han sufrido además ciberdelincuencia de género, que se añade a la violencia de género tradicional en las mujeres jóvenes, ya que, según Ruiz, las redes sociales forman parte de su día a día y de su forma de comunicarse y relacionarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.