Viernes, 18 Agosto, 2017

            

El informe sobre la última búsqueda de Lorca en Alfacar revela que hubo “desenterramientos”

Existen, a su juicio, evidencias de que en el espacio ubicado frente al cortijo de Los Llanos de Corvera se produjeron ejecuciones y que hubo enterramientos de cuerpos en pozos que luego fueron desenterrados

Trabajos para localizar la fosa de Federico García Lorca | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El equipo de expertos que trabajó el pasado noviembre en la búsqueda de la posible fosa común en la que podrían estar los restos de Federico García Lorca, en Alfacar (Granada), está ultimando el informe con las conclusiones de esta intervención, un documento en el que se refrenda la hipótesis de que el poeta sí pudo ser enterrado en este entorno en el que posteriormente se produjeron “desenterramientos de cuerpos”.

El documento, que está siendo elaborado por el arqueólogo Javier Navarro junto a otros expertos, será presentado el 15 de febrero en Madrid y servirá para “dar respuesta a muchos interrogantes”, según ha señalado a Europa Press el investigador Miguel Caballero, que coordinó los trabajos junto a Navarro en el Peñón del Colorado de Alfacar.

La intervención, la tercera que se practica para localizar esta fosa común, se prolongó durante un mes y concluyó sin la localización de los restos del maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, que fueron fusilados junto a Lorca en agosto de 1936.

No obstante, los expertos sostienen que sobre el terreno han aparecido todos los elementos señalados por el general Nestares, que en 1977 visitó el paraje junto a los supuestos asesinos de Lorca y según su testimonio le marcaron en este entorno el lugar de su enterramiento, y también por el periodista Eduardo Molina Fajardo.

Existen, a su juicio, evidencias de que esta zona, un espacio ubicado frente al cortijo de Los Llanos de Corvera, conocido también como cortijo ‘Pepino’, en la carretera que va de Víznar a Alfacar, se produjeron ejecuciones y que hubo enterramientos de cuerpos en pozos que luego fueron desenterrados, tal y como avanza este martes el diario Granada Hoy.

Afirman que los pozos no pudieron ser localizados por las grandes transformaciones que ha sufrido el terreno en los últimos años y los movimientos de tierras que se realizaron en su día para la construcción de un campo de fútbol, entre otras intervenciones. El informe será colgado en la página web de la Asociación Regreso con Honor una vez sea presentado públicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *