Lunes, 27 Marzo, 2017

El informe policial sobre Lorca crea controversia entre los expertos

Aquí encontrarás las opiniones de los principales personajes que se dedican a investigar sobre la vida y muerte del poeta granadino

Federico García Lorca


image_print

En el día de hoy ha salido a la luz un informe policial histórico, del año 1965, que alude al asesinato de Lorca por “masón y homosexual”. Ahondando un poco en el texto,  Para la Policía, Federico García Lorca fue “un masón” que pertenecía a la logia ‘Alhambra’, en la que adoptó, según este informe, el nombre simbólico de Homero. También señala que “estaba tildado de prácticas de homosexualismo, aberración que llegó a ser voxpopuli” pero incide en que “lo cierto es que no hay antecedentes de ningún caso concreto”.

Este informe ha despertado la controversia entre los expertos y estudiosos de Federico Garcia Lorca, como el arqueólogo encargada de la búsqueda de la fosa de Lorca, Jesús Navarro, el investigador Miguel Caballero, autor del libro ‘Las 13 últimas horas en la vida de Federico García Lorca’, el hispanista y experto en Federico García Lorca Ian Gibson y  la Asociación granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica.

JAVIER NAVARRO resta relevancia científica a informe policial

Javier Navarro, el arqueólogo que ha dirigido las últimas intervenciones en la zona del Peñón del Colorao (Alfacar), donde se cree que podría estar enterrado Federico García Lorca, ha restado este jueves relevancia científica al informe policial de 1965 que alude al asesinato del poeta y ubica su posible fosa a dos kilómetros de Fuente Grande.

En declaraciones a Europa Press, Navarro ha indicado que la “importancia” de este documento radica en que es el primero en el que el régimen de Francisco Franco reconoce que el autor de ‘La casa de Bernarda Alba’ fue “pasado por las armas”, ya que hasta entonces sólo figuraba como “desaparecido”.

De hecho, en su opinión, el informe se hizo de una forma “un poco laxa” y contiene “numerosos errores”, por lo que “no tiene ninguna consistencia ni científica, ni histórica”. “Hay que analizar lo que es, un informe hecho por la Policía que justifica un fusilamiento a una persona que supuestamente habría confesado unos delitos”, ha mantenido.

El arqueólogo ha señalado además que él ya tenía conocimiento a través del general Fernando Nestares –hijo del capitán José María Nestares, que era el jefe del frente de Víznar en 1936– de que se había hecho una investigación policial, pero “como un trámite”, simplemente “para cubrir el expediente”.

Por otro lado, Navarro ha explicado que el próximo día 6 de mayo tiene previsto reunirse con el director general de Memoria Democrática en Andalucía, Javier Giráldez, para trasladarle su intención de continuar con las intervenciones en Alfacar para la búsqueda de la fosa de Lorca con fondos propios y privados, y recabar así su opinión al respecto y posible colaboración.

Miguel Caballero resalta el valor del informe sobre la muerte de Lorca pero advierte de errores

El investigador Miguel Caballero, autor del libro ‘Las 13 últimas horas en la vida de Federico García Lorca’ y uno de los impulsores de las últimas intervenciones arqueológicas en Alfacar (Granada) para dar con el paradero de la fosa del poeta, ha resaltado el valor histórico del informe policial sobre su asesinato, por ser el primero que sale a la luz en el que el régimen de Francisco Franco reconoce que fue “pasado por las armas”, pero ha advertido de que está “plagado de errores”.

En declaraciones a Europa Press, Caballero apunta por ejemplo que el documento, fechado en 1965, confunde los nombres, por ejemplo, de la madre de Lorca y del gobernador civil en Granada, ubica el lugar de su enterramiento a “dos kilómetros” de Fuente Grande (Alfacar), lo que llevaría a pensar que el poeta yace “entre las calles de Víznar”, y señala al autor de ‘Yerma’ como masón, cuando eso es “falso”.

Según este investigador, el documento estaba en poder del Ministerio del Interior, y tiene su origen en una petición que hizo en su día la hispanista francesa Marcelle Auclair, que, haciendo una investigación sobre el poeta, reclamó a la embajada de España en Francia información sobre el poeta. El Ministerio de Asuntos exteriores francés tramitó su solicitud al Gobierno de España, que, a su vez, pidió un informe a la Gobernación Civil en Granada.

Fue entonces cuando la 3ª Brigada Regional de Investigación Social de la Jefatura Superior de Policía de Granada elaboró este documento que, desde el punto de vista de la investigación histórica, “no tiene ninguna relevancia”.

“Es un informe de puro trámite para cumplir una orden. Se nota que está hecho con desidia y con desgana”, ha indicado Caballero, que ha indicado que de hecho el documento nunca llegó a manos de la escritora francesa, porque seguramente “alguien ordenó” que se quedara dentro de las dependencias institucionales de España.

Gibson: “El informe sobre Lorca es muy importante porque demuestra que fue una ejecución oficial”

El hispanista y experto en Federico García Lorca Ian Gibson ha valorado este jueves el informe de la Policía de Granada sobre el asesinato del poeta granadino y ha subrayado que aunque no ofrece información nueva sí tiene importancia en cuanto a que oficializa los datos ya conocidos y demuestra que Lorca fue fusilado por orden del Gobierno Civil de Granada.

“La nota informativa es muy importante en cuanto a que es la respuesta a la información que solicita el Gobierno de Franco y porque en ella se dice que fue una ejecución oficial”, ha dicho Gibson en declaraciones a Europa Press después de la publicación del informe, elaborado en 1965, 29 años después del fusilamiento.

Además, el contenido de la misma “desmiente” las palabras de Franco, que dijo que el poeta había muerto en la calle, asesinado en una trifulca descontrolada, y ahora oficializa algo que ya se sabía, que fue detenido cuando se encontraba en casa de los Rosales, trasladado a un calabozo del Gobierno Civil de Granada y de allí, a su ejecución en Víznar.

“PEOR ES MENEARLO”

Gibson también hace referencia a la manifiesta intención de las autoridades de ocultar el informe a la escritora francesa Marcelle Auclair, que fue la que se puso en contacto con el Gobierno de Franco para solicitar consultar documentación sobre la muerte del poeta granadino.

“‘Peor es menearlo’, dice la nota, es decir que se demuestra que este asunto es mejor no tocarlo y callar porque no pueden seguir mintiendo”, subraya el hispanista.

Tras insistir en que su relevancia reside en el carácter oficial del informe, Gibson explica que, no obstante, el mismo “no contiene nada nuevo” sino que el estudioso Eduardo Molina Fajardo ya publicó un resumen muy pormenorizado de los documentos. Además, contiene algunos errores de nombres y “no es muy fiable” porque está basado en información oral no en documentos”.

“Su fuerza reside en que se demuestra que fue fusilado por el mando del Gobierno Civil”, ha insistido el historiador que cree que, en cuanto al asesinato y lugar de enterramiento “no aporta nada nuevo” ya que se recoge que lo mataron muy cerca de la Fuente Grande, en el municipio de Alfacar, algo que ya recogía su certificado de defunción.

En cualquier caso, “no contiene ni una pista nueva”, ha dicho Gibson que no prevé que pueda servir para facilitar futuras investigaciones sobre el fusilamiento del poeta o el sitio en el que esté enterrado.

Asociación de Memoria Histórica pregunta sobre el origen del informe sobre Lorca y señala sus errores

La Asociación granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica ha preguntado este jueves sobre el origen del informe policial que alude al asesinato de Federico García Lorca y, en la línea de los historiadores que han analizado su contenido, ha advertido de los errores que contiene.

En declaraciones a Europa Press, su presidente, Rafael Gil Bracero, ha resaltado que el documento no está firmado, y ha considerado que detrás de la publicación de este informe hay “un interés por reavivar” la investigación y la búsqueda de la fosa del poeta.

“Parece que, después de dos intentos fallidos, es que se busque a toda costa por medios públicos o privados el enterramiento de Lorca, cuando eso no aportará mucho más a la historiografía que ya existe sobre la Guerra Civil”, ha señalado Gil Bracero.

Su “único valor” tiene que ver con que se trata del primer documento del Gobierno de Francisco Franco en el que se admite que fue “pasado por las armas”, ha indicado el historiador, que ha instado al Ministerio del Interior a sacar a la luz los documentos que todavía están “clasificados” y que posee sobre la Guerra Civil.

“La historiografía lo que quiere es saber la verdad, para la justicia y la reparación, si hay documentos ocultos, hay que seguir investigándolos”, ha mantenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *