Martes, 17 Octubre, 2017

            

El índice de masa corporal en la infancia, vinculado a ingresos hospitalarios por asma en la edad adulta

El análisis mostró que el riesgo de ingreso por asma fue significativamente mayor para las mujeres con sobrepeso que para aquellas con peso bajo o normal

Imagen ilustrativa | FOTO: AMERICAN HEART ASSOCIATION
E.P.


image_print

El índice de masa corporal (IMC) en la infancia se ha asociado con ingresos hospitalarios por asma en la edad adulta temprana, con las medidas de IMC de sobrepeso elevando el riesgo de ingreso de mujeres y medidas de bajo IMC incrementando el riesgo en los hombres, según concluye un estudio que se presenta este lunes en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias, que se celebra en Londres.

Los investigadores analizaron los datos del Registro de Salud de la Escuela de Copenhague y el Registro Danés de Pacientes y relacionar información sobre medidas del IMC recogidas anualmente (entre los 7 y 13 años de edad) en más de 300.000 niños en edad escolar con ingresos hospitalarios por asma en la edad adulta temprana en el mismo grupo.

El análisis mostró que el riesgo de ingreso por asma fue significativamente mayor para las mujeres con sobrepeso que para aquellas con peso bajo o normal, con el vínculo más fuerte observado con las mediciones del IMC tomadas a la edad de 13 años. Las mujeres con sobrepeso tuvieron un aumento del riesgo relativo del 39 por ciento de ingreso hospitalario por asma.

Por el contrario, los hombres que tenían bajo peso en la infancia registraban un mayor riesgo de hospitalización por asma en la edad adulta temprana en comparación con los hombres con IMC normal, con el vínculo más fuerte visto con las mediciones del IMC tomadas a la edad de 12 años. Los niños con bajo peso tenían un 24 por ciento más de riesgo relativo de ser ingresados por asma.

La autora principal del trabajo, Charlotte Suppli Ulrik, del ‘Hvidovre Hospital’ y la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, subraya: “Nuestros hallazgos presentan un aspecto intrigante en las diferencias que vemos entre hombres y mujeres cuando identificamos predictores de asma entre los niños. Esto podría deberse a distintos factores, incluyendo los niveles de actividad física, la mecánica pulmonar y diferentes factores ambientales”.

“Esperamos que nuestros hallazgos puedan ayudar a los médicos a identificar los riesgos de asma en individuos diferentes. Al saber qué individuos están en riesgo de desarrollar asma más grave, podemos animar a realizar cambios de estilo de vida que pueden ayudar a reducir este riesgo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *