Jueves, 25 Mayo, 2017

El inalcanzable ‘keniata’ Dux

El jugador cedido por el Watford comienza a ser protagonista en los entrenamientos con un poderío físico aplastante

Dux y Xabi Prieto | Foto: LFP
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

“¡Vamos keniata!”, gritaba entre carcajadas Miguel Lopes. El ‘keniata’ llegaba con una sonrisa de gigante, tan gigante como él se siente cuando se trata de correr, de machacarse, de desgastarse, esforzarse y sacrificarse.

Él es Abdoulaye Doucouré o, como le gusta que le llamen, Dux. Ha aterrizado en Granada como una moneda al aire, como un jugador del que se espera mucho, con futuro y como un lujo difícil de alcanzar para el Granada CF. Tan difícil de alcanzar como el propio Dux. El hermano inglés ha pagado cerca de diez millones de euros, por lo que restan catorce jornadas para comprobar de qué pasta está hecho este espigado centrocampista francés.

Durante el entrenamiento celebrado el pasado miércoles, Dux dio un recital físico al alcance de muy pocos futbolistas. Demostró ser un portento físico, a pesar de la apariencia de fragilidad que puedan dar sus finas y poco musculosas piernas. Estirando, entre carrera y carrera, Success se dirigía a Dux, con cierta sorpresa. “Corres mucho”, le comentaba el africano a su nuevo compañero. El-Arabi, testigo de la escena, reía y hacía de traductor del inalcanzable ‘Keniata’ Dux.

Dux fue el centro de atención de toda la plantilla, Sandoval y su cuerpo técnico, y los periodistas allí presentes. En cada serie de carrera continua mejoraba su propia marca. “A ver quién supera los 3:04”, desafiaba Sandoval. Y cómo no, dicho y hecho, el ‘Keniata’, como le llamaban sus compañeros, se puso el traje de fondista como si fuese de un atleta profesional y se codeara con Usain Bolt. Dio las vueltas correspondientes y 2:54. No pareció costarle demasiado. El confiado Uche Agbo intentaba seguirle en un alarde de valentía, pero no llegó ni a cien metros al lado de Dux, que mantenía un ritmo de otro nivel.

Su presencia comienza a ser entre necesaria y seductora. Siempre atrae ver jugar a un futbolista por el que han pagado tanto dinero y que en menos de seis meses llegará a la Premier League. Aún no ha tenido la oportunidad de demostrar de lo que es capaz, entre otras cosas, por el gran nivel que está dando Fran Rico. El gallego es el hombre con el que luchará por un puesto de titular, ya que Rubén Pérez es indiscutible.

Doucouré dará a sus compañeros un plus de esfuerzo, ganas y, sobre todo, capacidad. Capacidad y poderío para abarcar muchas partes del campo, dando brincos por todo el ancho del terreno de juego, incluso el largo, ya que le gusta incorporarse al ataque. Ya está en boca de todos sus compañeros, ahora le falta sonar en la grada de Los Cármenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *