Miércoles, 26 Julio, 2017

            

El Inacua Huétor Vega, en plena búsqueda de patrocinadores

El presidente del club de waterpolo granadino está inmerso en la puesta a punto del proyecto tras el ascenso a Segunda Nacional

Piscina donde el club desarrolla sus entrenamientos | Foto: Archivo GD
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

El Club Waterpolo Huétor Vega -el nombre a partir de ahora será “Inacua Huétor Vega”, denominación que recibe la empresa que gestiona la piscina donde entrena el club- está de enhorabuena, aunque no tendrá tiempo de celebrarlo. Su reciente ascenso a la Segunda Nacional viene junto a la necesidad de un nuevo plan organizativo y de búsqueda de patrocinadores que apuesten fuerte por el club.

Pío Salvador, presidente del proyecto, nos cuenta que el mes de agosto es bastante intensivo en cuanto a la búsqueda de patrocinadores, y este año más aún por el ascenso a Segunda Nacional: “El resto de temporadas, con ocho mil euros de patrocinio podíamos ir tirando, pero de cara a la temporada venidera y para que cuadre el presupuesto precisaremos de unos veinte mil euros mínimo”.

Ese montante económico se forja con el paso de los días y el contacto con potenciales patrocinadores, pero todavía no hay nada cerrado: “En la segunda quincena de agosto se irán concretando los contratos con empresas. El salto de división exige que las aportaciones sean mayores que antes, de unos 5000 euros para arriba. Pero veo la luz a la final del túnel, soy optimista y creo que se conseguirán los objetivos”.

Respecto al apoyo que la formación está recibiendo de las instituciones públicas, Pío explica que ha habido una gran respuesta por parte del Ayuntamiento: “Nos van a apoyar más que los años anteriores, aunque también es cierto que al ser un club de Segunda Nacional tendremos más repercusión”.

Sin embargo, la ayuda a nivel federativo, de la Junta de Andalucía o del Gobierno Central es “sorprendentemente inexistente”: “Tendremos que jugar en Gran Canaria, Barcelona o Navarra y esos viajes son costosos económicamente hablando. Es curioso que se nos ofrezca la posibilidad de jugar en esta división pero que nadie de el paso de ayudarnos a que sea una realidad”.

Pero el esfuerzo trae consigo el reconocimiento, y desde el club se cree firmemente que la gente está siendo consciente de la gesta que se ha logrado ascendiendo a la Segunda División, pues están recibiendo numerosas muestras de apoyo.

De cara a la temporada que viene, Pío ha desvelado como quedará el organigrama del club: “Yo seguiré siendo presidente, pues ya se ha hecho la correspondiente asamblea del club y durante los próximos cuatro años seré la persona encargada de dirigir al equipo. Por otra parte, ya no seré el entrenador. El cargo de técnico está designado para Xabi Moliner. David Mendoza entrenará a los cadetes y Pablo Castillo a los alevines”.

Además de ser presidente, Pío Salvador compatibilizará ese cargo con el de jugador del club: “Este año también seré jugador. Me voy a preparar a fondo porque nunca he jugado en división nacional, y tengo cuarenta años, lo que supone todo un reto que tengo ganas de afrontar”.

De cara a la temporada en Segunda Nacional, el Inacua Huétor Vega se plantea varios objetivos: “Queremos retomar el equipo femenino, pues el año pasado no tuvimos. Respecto al filial, se quedará en primera andaluza. Por último, tenemos en mente llevar las escuelas municipales de Granada, principalmente en Arabial y la Chana, con la idea de que el Waterpolo se desarrolle en la provincia y que vaya dejando de ser un deporte minoritario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *