Viernes, 21 Julio, 2017

            

El impacto económico de la violencia en 2015 alcanzó los 11,9 billones de euros

El Índice Global de Paz señala que el mundo se convirtió en 2015 en un lugar menos pacífico que el año anterior, debido al deterioro de la paz que se ha registrado a nivel mundial en la última década

Foto: www.rainhamaria.com.br
E.P.


image_print

El impacto de la violencia en la economía mundial alcanzó en 2015 la cifra de 13,6 billones de dólares (11,9 billones de euros), lo que representa un 13,3 del Producto Mundial Bruto y equivale a once veces la inversión directa extranjera mundial, según pone de manifiesto el Índice de Paz Global, un estudio elaborado cada año por el Instituto para la Paz y la Economía.

El impacto económico de la violencia en la última década, según este informe, alcanza los 137 billones de dólares (120 billones de euros). En 2015, la violencia representó un impacto económico de 1.876 dólares por persona (unos 1.649 euros).

El Índice Global de Paz señala que el mundo se convirtió en 2015 en un lugar menos pacífico que el año anterior, debido al deterioro de la paz que se ha registrado a nivel mundial en la última década, principalmente por el aumento del terrorismo y los niveles más elevados de inestabilidad política.

El estudio pone de manifiesto, además, que el número de refugiados y desplazados ha aumentado de forma significativa de forma considerable en los últimos diez años, duplicándose hasta alcanzar aproximadamente los 60 millones de personas entre 2007 y 2016, lo que equivale a cerca de un 1 por ciento de la población mundial.

ESPAÑA, EN EL PUESTO 25 DE LOS PAÍSES MÁS PACÍFICOS

En la clasificación mundial, España se sitúa en esta ocasión en el número 25 de los países más pacíficos, lo que supone colocarse en la posición número 18 de los 36 países europeos. La décima edición del Índice Global de Paz señala una desigualdad marcada y creciente en los niveles mundiales de paz, que “provoca una cada vez mayor brecha entre los países con más y menos paz”, según ha explicado en un comunicado el Instituto para la Paz y la Economía.

El informe expone que 81 países han mejorado su situación en niveles de paz y otros 79 han sufrido un deterioro, lo que ha dado pie a que la ausencia de violencia se haya reducido a un ritmo más rápido que el año anterior.

“Pese a esto, algunos de los países más pacíficos ya están registrando unos niveles de paz históricamente elevados.
España presenta niveles bastante estables de paz, con muy poco cambio en la última década debido en parte a sus niveles relativamente elevados de paz interna; España presenta la novena tasa de homicidios más baja en el mundo”, ha destacado el Instituto para la Paz y la Economía.

ORIENTE PRÓXIMO, LA REGIÓN MENOS PACÍFICA

La región Oriente Próximo y Norte de África se sitúa como la menos pacífica del mundo en 2015 por la intensificación de los conflictos que sufre. “Tres de las mayores caídas en la paz se dieron en la región, que incluye Yemen, Libia y Bahréin”, ha dicho el centro de estudios.

El fundador y presidente ejecutivo del Instituto para la Economía y la Paz, Steve Killelea, ha alertado de los cambios que están experimentando algunos conflictos en Oriente Próximo. “Al tiempo que los conflictos internos en Oriente Próximo y Norte de África están cada vez más atrincherados, las partes externas se implican cada vez más y el potencial de una ‘guerra de apoderados’ o indirecta entre las naciones estados va en aumento”, ha afirmado, refiriéndose específicamente al papel de Irán y Arabia Saudí en la zona.

El deterioro de la paz en 2015 viene provocado por el aumento del terrorismo y por los elevados niveles de inestabilidad política. En este sentido, el estudio señala que la mayoría de la actividad terrorista se concentra en Siria, Irak, Nigeria, Afganistán y Pakistán aunque el alcance de los ataques y atentados se amplía, con solo el 23 por ciento de los países presentes en el índice “sin ningún registro de incidente terrorista”.

EUROPA, LA REGIÓN MÁS PACÍFICA

El informe expone que Europa se mantiene como la región más pacífica del mundo, aunque su puntuación media se ha deteriorado en 2015 debido a los atentados de París y Bruselas, que ha elevado su puntuación más del doble frente a la registrada en los últimos cinco años.

En cuanto al número de refugiados y desplazados, la cifra hasta situarse en unos 60 millones de personas entre los años 2007 y 2016, lo que representa casi el 1 por ciento de la población mundial. “Ahora ya hay nueve países con más de un 10 por ciento de su población desplazada de una u otra forma; el 20 por ciento de la población de Somalia y Sudán del Sur, respectivamente, y más del 60 por ciento en Siria”, ha destacado el Instituto.

En cuanto al impacto económico de la violencia, la cifra de 2015 supone un descenso del 2 por ciento con respecto al año anterior, hasta un total de 13.600 billones de dólares.

“El aumento de la internacionalización de los conflictos internos ha coincidido con los fondos para mantenimiento de la paz de la ONU llegando a su cifra más elevada en el año 2016. Se trata del indicador de mejora más grande en el informe de este año, con más militares en misión de paz desplegados y más países actualizados con sus tareas de mantenimiento de la paz de la ONU”, ha contado Killelea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *