Martes, 18 de Diciembre de 2018

            

El Hospital San Cecilio inicia la cirugía infantil de implantes cocleares en su nueva ubicación

Desde abril, el centro ubicado en el PTS realiza las intervenciones quirúrgicas que permiten a menores sin audición escuchar y un desarrollo normal, gracias a la colación de este dispositivo de alta tecnología

Imagen de la Unidad de Implantes Cocleares del nuevo Hospital Universitario San Cecilio | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El Hospital Universitario San Cecilio, ya ubicado el Parque Tecnológico de la Salud (PTS), ha iniciado, desde el pasado mes de abril, su actividad quirúrgica en implantes cocleares infantiles, para la que es uno de los centros de referencia a nivel regional, junto con el Virgen Macarena de Sevilla. Desde que se reinició este tipo de cirugía infantil en la nueva ubicación del centro hospitalario -una vez concluida la reorganización hospitalaria en Granada-, se están llevando a cabo una media de dos implantes cocleares a la semana, fundamentalmente en menores de dos años, la franja de edad recomendada para llevar a cabo la intervención y que los niños con hipoacusia severa o sordera puedan empezar a oír, propiciando así un desarrollo normal en ellos y facilitándoles la comunicación con su entorno.

En palabras del jefe de servicio de Otorrinolaringología del hospital, el doctor Manuel Sainz Quevedo: “Los beneficios de este tipo de intervención son obvios para el paciente, tanto en niños como en adultos, ya que pasan de no oír nada a escuchar perfectamente. Concretamente, en pacientes infantiles el cambio es especialmente notable en cuanto a la evolución e interacción de los menores, que logran un mejor desarrollo cognitivo. Las personas portadoras del implante coclear dejan de estar aislados y se conectan al mundo que los rodea, insertándose en su entorno social y abandonando actitudes propias del aislamiento auditivo como pueden ser la tristeza o la introspección”.

En este sentido, cabe destacar que se ha intensificado la actividad quirúrgica para agilizar la atención a los pacientes infantiles que, tras el diagnóstico previo necesario, tienen indicada la colocación de un implante coclear, de manera que la intervención pueda llevarse a cabo de manera casi inmediata, una vez realizados los estudios y pruebas oportunos.

El equipo multidisciplinar de profesionales de la Unidad de Implantes Cocleares del nuevo Hospital Universitario San Cecilio está compuesto por cuatro otorrinolaringólogos, cuatro enfermeras, dos logopedas, un físico, un audiólogo, una auxiliar de enfermería y un administrativo.

FASES HASTA LOGRAR LA AUDICIÓN

Desde que se lleva a cabo la intervención quirúrgica para la colocación del implante, transcurre una media de un mes hasta que éste puede comenzar a funcionar, ya que se requiere un encendido y programación del mismo hasta encontrar los umbrales adecuados para cada persona: el mínimo nivel de estimulación eléctrica que el paciente es capaz de percibir y el máximo nivel de estimulación que tolera. En este sentido, es clave una adaptación personalizada del dispositivo. Dentro del programa de implantes cocleares, esta tarea la lleva a cabo el físico.

A partir de ese momento, comienza la rehabilitación con los logopedas, también fundamentales en el éxito del rendimiento del implante, que se encargan de estimular y guiar la evolución y la adaptación del paciente al implante. A este respecto, cabe señalar que, de forma previa a la cirugía del implante, se lleva a cabo un riguroso trabajo por parte de todo el equipo de la Unidad de Implantes Cocleares y se recoge el compromiso de la familia -fundamental en pacientes infantiles- con todas las fases posteriores de seguimiento y mantenimiento que son necesarias para maximizar la funcionalidad en el uso y rendimiento del dispositivo.

SOBRE IMPLANTES COCLEARES

En la audición, la onda sonora entra por el oído externo pasando por el oído medio y de ahí al oído interno, donde esa energía mecánica se transforma en energía eléctrica que estimula al nervio auditivo y hace posible la percepción del sonido. El implante coclear es un dispositivo de alta tecnología que estimula el nervio auditivo en las personas con una hipoacusia severa o profunda, a causa de la destrucción de las células ciliadas del oído interno, permitiendo de este modo su audición.

El implante coclear consta de dos componentes: el externo, que contiene el micrófono (recoge la información acústica del medio), un procesador (que transforma la onda acústica en señales eléctricas), batería y un transmisor (para establecer una conexión con la parte interna). El componente interno, que es el que se coloca debajo de la piel detrás de la oreja, está compuesto por el receptor-estimulador (recoge el estímulo del procesador y lo envía a los electrodos) y la guía portaelectrodos, que se inserta en la cóclea a través del oído medio.

Las partes externa e interna del implante están unidas mediante un imán, que hace posible separarlas entre sí, desconectando de este modo la funcionalidad del dispositivo para dormir, ducharse o realizar actividades tales como la natación, etc.

EN DATOS

El programa de implantes cocleares del antiguo hospital clínico San Cecilio se inició en el año 1989, con la realización de las primeras intervenciones en el año 1990. Los primeros implantes se llevaron a cabo en pacientes adultos, iniciándose el programa de implantes en niños dos años después. Desde entonces, se han realizado un total de más de 1.500 implantaciones de dispositivos intracocleares.

El 60% de los pacientes son niños y niñas (menores de 2 años) y el resto pacientes adultos. De media anual, se llevan a cabo 80 cirugías de este tipo a pacientes infantiles y adultos, lo que se supone la realización de dos intervenciones semanales en el nuevo hospital ubicado en el PTS.

PREMIOS Y DISTINCIONES

La Unidad de Implantes Cocleares, liderada por el doctor Sainz Quevedo, ha recibido varios premios a lo largo de su trayectoria, entre ellos el otorgado por la asociación granadina Asprodes -Asociación Pro-Derechos de las Personas Sordas-, o el Premio Andaluz a las Buenas Prácticas en la Atención a las Personas con Discapacidad, concretamente en el apartado de investigación, recibido en 2008.

Asimismo, en 2011, con motivo de la celebración del Día de Andalucía en Granada, La Unidad de Implantes Cocleares recibió también la Bandera de Andalucía y en 2012, se le concedió el premio a la “Labor Medica” otorgado por la Federación de Asociaciones de implantados Cocleares de España (Federación AICE).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.