Lunes, 22 de Octubre de 2018

            

El “horror” del abandono animal en Granada repunta con fuerza este verano | Vídeo y galería

La Sociedad Protectora de Animales y Plantas advierte que la cifra perros y gatos abandonados superará con creces la de años anteriores | En cuestión de un mes, esta protectora ha recibido la amarga visita forzada de 28 perros y gatos abandonados

Un grupo de perros en la Sociedad Protectora de Animales y Plantas ubicada en Fuente Vaqueros
Ángela Gómez | Vídeo: Daniel Bayona | Imágenes: Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Granada


image_print

Cada verano, la misma tragedia. Cientos de animales, sobre todo perros y gatos, son abandonados por sus dueños.  De poco sirven las campañas sobre abandono animal que en los últimos años intentan concienciar a aquellas personas que tratan a sus mascotas como meros juguetes, a aquellos que dejas olvidados porque ya te has cansado de jugar con ellos o porque has pensado, tarde, que quizá no puedas prestarle parte de tu tiempo. Gestos cobardes y egoístas que se repiten en nuestro país durante todo el año pero que en la época estival se incrementan porque parece que los animales suponen un estorbo para las vacaciones de muchos, “¿y a dónde voy yo ahora con este?”, dicen muchos que son capaces de dejar atado en el quitamiedos de una carretera a pleno sol o en la puerta de una protectora a ese fiel animal que, aún marchándote, te sigue moviendo el rabo y te mira con ojos tiernos.

Por suerte, en este mundo de un egoísmo latente y falta de valores, existen personas que se vuelcan por ayudar a esas criaturas de pelo y hocico húmedo que solo quieren dar amor. Sin embargo, estas personas, amantes de los animales, no pueden dejar de sentir pena, indignación e impotencia con la llegada de cada animal.

Pancho, uno de los perros de esta protectora que lleva mucho tiempo buscando un hogar

“Horrible”, así describe Corinna Willhoft, presidenta de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Granada San Francisco de Asís, ubicada en la carretera de Fuente Vaqueros, la situación que se vive ahora mismo en dichas instalaciones, y no solo en la suya, sino en las de toda la provincia que en estos meses de verano dan cobijo a animales abandonados por sus dueños, además de los que mantienen durante el resto del año. En lo que llevamos 2018, solo por las instalaciones de esta protectora han pasado 180 perros y gatos.

En cuestión de un mes, esta protectora ha recibido la amarga visita forzada de 28 perros y gatos abandonados. Uno por día, prácticamente, sin contar los que llegan a otras protectoras, asociaciones, personas que de forma altruista se encargan de buscarles un nuevo hogar, una segunda oportunidad.

La presidenta asegura que lo que se está viviendo este verano supera con creces a lo de años anteriores. “No sabemos el motivo, a pesar de que cada día se intenta concienciar más sobre el abandono de los animales, lo de este verano, y aún no ha acabado, está siendo horrible, de verdad”, nos relata al otro lado del teléfono con una pena que mancha su voz.

“Y es que miras sus caras, ¡y cómo no vas a ayudarlos…!”, expresa Corinna, que decidió seguir cobijando animales abandonados en sus instalaciones, tras haber paralizado las admisiones desde este pasado marzo, después de que la Diputación de Granada, propietaria de las instalaciones y encargada del servicio de recogida y alojamiento de animales abandonados, anunciara a la sociedad el fin del periodo de cesión y la puesta en marcha de un nuevo modelo de gestión, “basado en el sacrificio cero”, según apuntó en su día la Diputación de Granada, a través de un nuevo concurso.

Corinna asegura que en los seis años que lleva trabajando en la sociedad protectora en la que ahora está al frente, no ha visto nada igual. “Pensé que iríamos viendo una tendencia a la baja, pero no…”, lamenta.  Sobre los motivos de abandono, si es que caben motivos, “miles de historias, muchas de ellas sin lógica alguna”, señala Corinna.

Otra de las preocupaciones es el abandono cada vez más frecuente de camadas de cachorros en cualquier sitio. “Necesitamos más ayuda. Las asociaciones no damos abasto”, reitera Willhoft.

 

Flor y sus siete cachorros fueron rescatador de un contenedor de obra

 

DIFUSIÓN EN REDES SOCIALES

Las redes sociales, en especial los grupos en Facebook, están sirviendo para darle difusión a los casos de abandono. Por lo general, asociaciones, protectoras y particulares cuelgan una foto del animal en cuestión, una descripción sobre sus circunstancias y un mensaje en el que piden ayuda urgente para acoger y adoptar. En el hilo de comentarios, muchos ‘DF’ (“difundido”), alguna que otra pregunta sobre cómo será de mayor o si se lleva bien con niños, palabras de ánimo para ese animal y, con suerte, alguien que diga que está interesado en adoptarlo.

Y es ayuda es buena, pero se necesita más. Faltan voluntarios comprometidos, comida, dinero, socios, que pueden serlo con una cuota de 30 euros al año y, sobre todo, más implicación política. “A la mayoría de los políticos parece que solo les interesa ponerse la medalla y da la sensación de que no les importa que haya animales en la calle”, opina Corinna. “No les pedimos dinero, pedimos ayuda”, que si la Diputación y los ayuntamientos tienen recursos humanos, como personas en situación de desempleo que puedan echar una mano en estas asociaciones a través de planes de empleabilidad o materiales que les sobre y que puedan venir bien en las instalaciones.

“No les pedimos dinero, pedimos ayuda. Que si tienen programas de empleabilidad y en el paro, que los destinen a limpiar, que si tiene nmateriales que sobra, que vaya destinado para las asociaciones, que si se puede hacer un convenio con las asociaciones. La solución no es dar dinero a una perrera para que maten allí animales. La solución es campaña de castración, de chipar, camadas no deseadas que acaban en acequias, bolsas de basura

10 MOTIVOS PARA NO HACERLO

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí

 

 

ABANDONAR ES UN DELITO

Desde julio de 2015 abandonar un animal es delito según el Art. 377 bis del Código Penal: El que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior (todo animal no salvaje) en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

La sanción administrativa de abandono de animales está regulado en todas las Comunidades Autónomas. Todas ellas regulan la protección y derechos de los animales y todas aquellas conductas que tengan que ver con el respeto y la tenencia responsable de animales. Por desgracia, hay tantas legislaciones de protección animal como comunidades autónomas hay en España, y esta diversidad geográfica también se traduce en diferentes grados de protección, ya que no todas son igual de garantistas.

Mutilación, abandono y maltrato son los motivos principales que justifican las sanciones “graves” que el año pasado contabilizó la Consejería de Interior de Andalucía, ya que esta comunidad tiene transferidas las competencias en dicha materia. La Ley de protección animal lleva 15 años en vigor. Durante este tiempo las infracciones impuestas por los maltratadores de animales han ido desde los 1.001 euros hasta los 30 mil euros, y en el último año se han tramitado 50 sanciones graves, aunque son muchas las asociaciones que reclaman mayor “contundencia” a la hora de aplicar la ley.

Para visualizar la galería, haga clic en la imagen:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.