Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El grupo popular de Diputación pide nueva convocatoria del Plan de Caminos Vecinales

Aseguran que han sido más de cien los pueblos que se han quedado fuera de la convocatoria inicial.

Inmaculada Hernández en rueda de prensa|Foto: Gabinete


image_print

El grupo popular en la Diputación ha exigido al Gobierno provincial que preside José Entrena que inicie una nueva convocatoria pública del Plan de Caminos Vecinales, dado que han sido más de un centenar los pueblos que se han quedado fuera de las adjudicaciones y la necesidad presupuestaria para atender las peticiones asciende a 10 millones de euros. “Un Plan que estaba presupuestado con 2 millones de euros en el anterior mandato ha sido tan bien acogido entre los municipios granadinos que la demanda debe ser atendida de forma prioritaria por el Gobierno de la Diputación”, ha señalado Inmaculada Hernández, diputada provincial del PP.

La dirigente popular ha pedido a Entrena que, si no es posible técnicamente aprobar una modificación de crédito y aumentar la partida de 2 a 10 millones de euros, que al menos se plantee una nueva convocatoria, que no la pide solo el Partido Popular, “sino la demanda y necesidad de todos los municipios de la provincia”. “Y que no olvide José Entrena que la Diputación está para prestar esa asistencia técnica, jurídica y económica a los municipios”, ha recordado Hernández.

Sin embargo, la diputada del PP ha mostrado su pesar porque, en apenas cuatro meses de gobierno, el PSOE “ha desdibujado el papel y la impronta de la Diputación en la provincia de Granada que tanto trabajo nos costó devolverle a la Institución Provincial”. Para Inmaculada Hernández, el Gobierno de la Diputación está sumido en una “gran parálisis institucional y no están haciendo nada nuevo, sino que viven de lo que el PP dejó presupuestado”.

Por ello, los populares han reiterado su petición de abrir una nueva convocatoria del Plan de Caminos Vecinales porque son muchos los pueblos que presentaron su proyecto en plazo “y por falta de financiación se quedan fuera”. Estos pueblos superan el centenar, con más de 170 actuaciones presentadas, entre los que hay de todo “tipo, color o tamaño”, como la ciudad de Baza, o tan pequeños como Rubite, La Tahá, Orce, Píñar o la ELA de El Turro, que más dificultades tiene para que el municipio del que dependen destine dinero para arreglar el camino de su núcleo de población. “Los 2 millones de euros presupuestados inicialmente solo cubren 32 de las más de 170 actuaciones presentadas en total por los municipios”, ha apostillado.

Inmaculada Hernández ha asegurado que el dinero “está a disposición de la Diputación, “apalancado” en los bancos y a la espera de que se le dé un uso que genere riqueza y empleo en la provincia, a través de inversiones en los municipios de Granada”. “Las cuentas de la Institución están saneadas y el equipo de José Entrena dispone de liquidez presupuestaria como para atender todas las necesidades del Plan de Caminos Vecinales”, ha recalcado la popular.

Además, ha destacado que el trabajo burocrático “ya está hecho” y la valoración por parte de la comisión técnica ha hecho una criba entre los proyectos que son viables y los que no”. “Solo falta dotarlo de presupuesto”, ha subrayado Hernández.

El anterior gobierno de la Diputación puso en marcha un plan estratégico para dar solución a los municipios de Granada respecto a los conocidos como caminos vecinales, caminos de zahorra o asfalto que conectan distintos núcleos de población. Caminos municipales que los ayuntamientos, en la mayoría de los casos, no pueden mantener presupuestariamente. La Diputación de Granada, lejos de desentenderse respecto a este problema, fue consciente del mismo y habilitó una partida presupuestaria de 2 millones de euros, destinados a la reparación de esos pequeños caminos, dando respuesta a las peticiones de los pueblos.

Sin embargo, esta partida quedó “paralizada” durante meses bajo el mandato socialista de José Entrena. “Día tras día, el Plan de Caminos Vecinales seguía en el congelador, aprobado inicialmente, pero sin ejecutarse. Los municipios preguntaban al grupo popular por qué no salía adelante y éste pidió su ejecución en junta de portavoces y plenos ordinarios. No fue hasta este último pleno del mes de octubre cuando por fin se aprobó. Esa tardanza iba en perjuicio de los pueblos, puesto que son muchos los municipios que utilizan de forma indispensable en las épocas de cosechas agrícolas y no puedes cortarle el tráfico para arreglar el camino en plena temporada”, ha aclarado Inmaculada Hernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *