Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

El Granada se pierde en los últimos metros (0-2)

Los nazaríes fueron un 'quiero y no puedo' ante el Celta, que fue la antítesis del equipo andaluz ante la portería rival

Los jugadores del Celta celebran el primer tanto | Foto: Alex Cobreti
Daniel Sánchez-Garrido


image_print

El Granada tendrá que ir a morir a Canarias en la próxima jornada si quiere despedir el año 2015 con cierta tranquilidad. Los andaluces no pudieron hacer frente al poder ofensivo del Celta, que con muy poquito se llevó los tres puntos de Los Cármenes. El Granada tuvo la posesión durante todo el encuentro pero no encontró la clarividencia necesaria para sumar tantos al marcador, la que sí tuvo el Celta en cada acción cerca de la meta de Andrés.

Los de Sandoval encontraron la comodidad con el balón en los pies. El problema es que cuando pisaban cercanía de la portería rival, la comodidad desaparecía convirtiéndose en una odisea crear jugadas de peligro. Toda la primera mitad, el mando del encuentro fue para los nazaríes. Los goles, para el Celta.

El Granada se mostraba cómodo, sin complicarse. Casi todos sus balones se dirigían a Peñaranda y Success. Sin embargo, esto no le valió. El paraíso del Granada no está en los últimos metros, y ante un equipo como el Celta esto se acaba acusando.

Una gran jugada en colectivo del Celta entre Aspas, Señe y Orellana adelantaba a los gallegos (minuto 20). El jugador chileno se hacía querer en Los Cármenes por su pasado rojiblanco con una polémica celebración. Ponía sus orejas a escuchar a la grada, aquella de “quiero oír vuestros silbidos”. Los presentes no fallaron e hicieron caso a la orden de Orellana y no dejó de pitarle en cada minuto del resto del encuentro.

El gol activó al Celta. También a Orellana, que se convirtió en el mayor peligro para el Granada. Comenzaron a pisar más el campo nazarí, y en una acción por la izquierda, Señe volvía a ganar la espalda a Biraghi creando el caos. Su centro se envenenaba tras tocar el italiano, el balón superaba a Andrés, y finalmente fue el larguero quien salvaba el segundo tanto del Celta. A punto estuvo Bongonda de acertar con el rechazo.

Buena acción de Success llegando hasta línea de fondo que no encontró su killer del área particular para reventar la red de Blanco. Todo lo que le cuesta al Granada encontrar hueco en el área rival, lo hacía de fácil el Celta. Cerca de la portería contraria es donde los visitantes se encuentra a gusto. Así, Jonny llegaba hasta línea de fondo totalmente sólo ante cierta pasividad de la defensa, nadie le entró, tranquilamente metió el balón al primer palo, donde Aspas lo cazaba para meter el segundo. 0-2 y descanso.

Sandoval metió la bala de El-Arabi al descanso. Success se cambio de banda, dejando a Peñaranda en la izquierda. El nigeriano mejoró en la segunda parte, aunque pudo ser expulsado por intentar darle una patada a Planas ante un insistente agarrón del lateral izquierdo del Celta. Además, el africano se perderá la próxima jornada por acumulación de amonestaciones.

El Granada salió igual que en la primera mitad. Tenía el balón, lo intentaba, pero sin éxito al llegar a la meta defendida por Rubén Blanco. El Celta, por su parte, con la tranquilidad de un 0-2 en el marcador, movía la bola si la tenía, si no, defendía con facilidad cualquier acometida rojiblanca.

‘Quiero y no puedo’ fue la tónica durante todo el partido del Granada. Ni siquiera Peñaranda estuvo acertado de tres cuartos hacia adelante. Superaba con mucha facilidad la primera línea de presión del Celta, pero se dormía a la hora de abrir a banda o elegir otra alternativa.

A partir del minuto setenta, el Celta rehuyó de ir hacia arriba guardándose atrás. El Granada no pudo derribar el muro de Berizzo. Success fue quien más lo intentó en los últimos minutos, intentaba buscar la velocidad y un gol que diera esperanza a los nazaríes. Robert lo intentó desde la frontal con una media volea. Antes, a punto estuvo Señe de matar el partido, pero Andrés despejó bien a saque de esquina.

Berizzo aniquiló los últimos cinco minutos con los cambios que no había hecho durante el encuentro. El partido ya no daba para más, y la oportunidad de encadenar tres victorias seguidas se esfumó inevitablemente para el Granada, que no encontró la forma de definir en los últimos metros.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Andrés, Foulquier, Babin, Lombán, Biraghi, Rubén Pérez, Javi Márquez (75’ Rober), Fran Rico (El-Arabi, 45’), Rochina (Uche, 66’), Success y Peñaranda.

RC Celta de Vigo: Rubén Blanco, Jonny, Hugo Mallo, Cabral, Planas, Señe (Pape, 90’), Augusto, Wass, Orellana (Sergi Gómez, 88’), Bongonda e Iago Aspas (Guidetti, 80’).

Goles: 0-1, Orellana (20’); 0-2, Aspas (45’).

Árbitro: Juan Martínez Munuera. Amonestó por parte del Granada: Rochina, Success y Rubén Pérez. En el lado del Celta: Iago Aspas y Planas.

Observaciones: partido correspondiente a la jornada 16 de Liga BBVA entre Granada CF y RC Celta de Vigo disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes a las 18:15 horas ante 14.537 espectadores. Se guardó un minuto de silencio antes del comienzo del partido por el fallecimiento de Juan Samper, Presidente del Real Murcia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *