Martes, 21 Noviembre, 2017

            

El Granada no puede con un Sevilla más rodado (0-2)

Buena imagen, en especial, en la primera mitad gracias con un eléctrico Boga y un participativo Machís | El Sevilla, con todos los fichajes en el campo, se lleva el V Trofeo Diputación

Krhin, durante un instante del partido | Foto: GCF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Como aperitivo de lo que venga en la temporada, el V Trofeo Diputación ha servido a la afición rojiblanca para saber que les espera durante todo el año. No se pudo quedar en Granada, que acusó el esfuerzo de la pretemporada ante un Sevilla más rodado y con todos los fichajes llegados. Recién comenzado el mes de agosto, y con el comienzo de La Liga asomando por la esquina, el Granada CF se presentaba ante su gente, su estadio, ante toda Granada. 

El equipo de Jémez salió bien acoplado en el campo, aunque no se hizo con el balón hasta que el Sevilla dio el primer aviso. En una falta desde el lateral derecho estuvo la primera ocasión del Sevilla. Sarabia fue el lanzador y Ochoa el protagonista, que se estiró de forma muy acertada para despejar fuera de peligro.

Jémez planteó un sistema de 4-4-2 a la hora de presionar, que se convertía en un 4-2-3-1 para defender. La primera alineación “seria” de Jémez formó con Ochoa, Tito, Lombán, Uche Agbo, Gabriel Silva, Márquez, Krhin, Cuenca, Machís, Boga y Barral. Boga ejerció como elemento de rotación dentro del césped, actuando como un delantero más, junto a Barral, en la presión, o como el imaginativo creador de juego ofensivo a la hora de emprender acciones de ataque. El joven francés fue de lo mejor que se vio sobre el campo por parte del Granada.

Ochoa ya dio muestras de lo que le pide Jémez sobre el campo. En ocasiones se convierte en el último hombre, una especie de líbero que barre todo lo que puede. Salió hasta en tres ocasiones cuando apenas llevaba veinte minutos el encuentro. De esta forma, Vietto tuvo la segunda ocasión del partido, aprovechando la salida de Ochoa, intentó una vaselina sobre el mexicano, que le leyó la intención y tapó bien el remate del delantero sevillista.

A la siguiente acción, fue Darwin Machís quien disfrutó de una buena ocasión para probar a Rico. Recibió abierto a banda derecha, recortó sobre Escudero y su disparo con la izquierda se quedó flojo.

Konoplyanka se atribuyó otra nueva ocasión antes de llegar al descanso. Un fallo en un pase en la salida de balón de Uche Agbo dejó el balón franco para el ucraniano, que se perfiló para su pierna derecha, y remató fuera mano a mano con Ochoa.

A la siguiente jugada, fue Boga quien levantó al público de Los Cármenes. Una arrancada espectacular desde su propio campo, marchándose de dos jugadores, le dio vía libre para abrir a Machís, que se adentró en el área y su disparo lo despejó Rico. De nuevo, el disparo del venezolano fue algo flojo.

Unos primeros cuarenta y cinco minutos de ida y vuelta por parte de ambos equipos, que contaron con dos ocasiones claras para inaugurar su tanteador cada uno. Jémez y Sampaoli. Dos estilos muy parecidos que vieron dificultades para salir con el balón jugado desde abajo por la presión asfixiante del rival.

En la segunda mitad, no tardó el equipo sevillista en dar su primer golpe. Tito se durmió en una zona comprometida, perdió el balón ante Vietto, que en seguida buscó portería, se perfiló y se sacó un gran remate imposible para Ochoa. 0-1 (55’) en el marcador y el Granada debía remar contracorriente.

Tras un buen número de cambios por parte de ambos equipos, el Granada siguió intentando llegar a las inmediaciones de la meta defendida por Sergio Rico. El francés Boga seguía haciendo sonar los aplausos cada vez que lo intentaba, y era Machís quien monopolizó los disparos a puerta que hicieron trabajar a Sergio Rico.

Sin embargo, fue el Sevilla quien celebró de nuevo un tanto. Una nueva pérdida de balón provocaba el tanto visitante. Vitolo robaba ante Fran Rico, que se quedaba tendido sobre el césped, y tras un rebote el balón llegaba a N’Zonzi, que desde atrás remató raso a la meta de Ochoa (0-2, 76’).

Con el once totalmente renovado, a excepción de Uche y Ochoa, el Granada intentó en los últimos diez minutos al menos anotar algún gol para celebrar ante su afición. Pero no pudo ser. Jean Carlos tuvo una buena ocasión tras marcharse bien de su par, pero pecó de egoísta y quiso rematar cuando tenía a Jon Toral sólo en el punto de penalti.

El partido no tuvo más historia. En los últimos minutos se notaba que se trataba de un partido de pretemporada. El V Trofeo Diputación se marcha para Sevilla. Boga fue lo mejor de un equipo que sí dio sensación de equipo con una buena presión escalonada y creando ocasiones, sobre todo en la primera mitad. El cansacio también se notó en los de Jémez que no llegaron a este encuentro tan rodados como su rival, sin tener aquellos aciertos que decantan la balanza en un partido.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Ochoa, Tito (60’ Foulquier), Lombán (60’ Babin), Uche Agbo, Gabriel Silva (70’ Brian), Krhin (60’ Rubén Pérez), Márquez (60’ Fran Rico), Cuenca (60’ Jean Carlos), Machís (70’ Toral), Boga (70’ Martins) y Barral (70’ Guardiola).

Sevilla FC: Sergio Rico, Pareja (46’ Kolo), Escudero, Mariano Ferreira, Carriço (46’ Rami), Kranevitter (66’ Kiyotake), N’Zonzi, Franco Vázquez (66’ Iborra), Sarabia (46’ Vitolo), Konoplyanka (46’ Correa) y Vietto (66’ Ben Yedder).

Goles: Vietto, 0-1 (55’); N’Zonzi, 0-2 (76′).

Árbitro: Sánchez Martínez (Colegio de Murcia): Amonestó a Escudero.

Observaciones: partido correspondiente a la V Edición del Trofeo Diputación celebrado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 14.900 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *