Domingo, 26 Marzo, 2017

El Granada le mete intensidad antes al Rayo

Entrenamiento accidentado el vivido en la mañana del viernes en el que hasta tres jugadores tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos

Édgar pugna un balón en una acción durante un entrenamiento | Foto: GCF.


image_print

El Granada CF se juega la vida y los jugadores son conscientes de ello. También se la juega Sandoval, el que partido que pasa sin ganar le resta puntos para terminar la carrera de fondo.

El entrenamiento planteado por el de Humanes horas antes de marchar para Vallecas ha dejado buenas noticias en cuestión de tocados. El-Arabi, Success y Thiévy han completado el entrenamiento con normalidad. Mayores dificultades ha tenido el marroquí, al que se le ha visto cojear en algunos tramos, mostrando que no está recuperado totalmente, visto lo visto. El atacante nazarí ha lucido un aparatoso vendaje en su tobillo izquierdo.

Márquez, Thiévy y Krhin han sido los mal parados este entreno. Aunque, aparentemente, la cosa se quedó en los golpes, tuvieron que salirse del partidillo y ser atendidos. La intensidad y la concentración desde ya en el encuentro del Rayo se ve reflejada, sólo falta que se traslade al Estadio del barrio de Vallecas.

Sandoval planteó un partidillo en el que dividió el grupo en dos onces, con una mezcla evidente de titulares y suplentes. Alguna conclusión puede sacarse en cuanto a líneas. Un equipo lo formó Andrés en portería, una zaga con Miguel Lopes, Lombán, Dória y Biraghi. El centro del campo con un trivote para Uche, Fran Rico y Rubén Pérez. Por último la delantera corrió a cargo de Piti, Success y Édgar. El otro equipo estuvo formado por: Kelava, Foulquier, Babin, Mainz, Salva Ruiz. Krhin y Márquez en el centro, tres por delante con Rochina, Rober y Thiévy, con El-Arabi de último hombre. Saquen vuestras propias conclusiones.

Los que no entrenaron fueron Nico López y Musavu King, aunque el defensa ex del Caen se dejó ver por el campo de entrenamiento, al margen del grupo, junto a un preparador físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *