Viernes, 31 Marzo, 2017

El Granada, a lavar su imagen en la Copa del Rey

En las últimas temporadas, el conjunto rojiblanco ha caído en las primeras rondas de la competición

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

La Copa del Rey aparece como paréntesis de la competición liguera en el calendario del Granada CF. Este domingo (Santo Domingo, 12.00 horas) el conjunto rojiblanco visita al Alcorcón, un viejo conocido de rencillas pasadas en situaciones menos glamourosas. El duelo precede a los partidos ante el Rayo y la Real Sociedad, que se antojan importantes de cara al devenir de la temporada, pero, pese a ello, los de Alcaraz tratarán de lavar su imagen en la competición del KO, un tanto manchada tras las discretas participaciones de las últimas campañas.

Sin ir más lejos, en las dos últimas temporadas, con el equipo ya en Primera División, la primera ronda ha sido la tumba de los rojiblancos en la Copa. En la 2011-2012, una dolorosa derrota en San Sebastián (4-1) hizo inútil el triunfo por la mínima (2-1) en la vuelta en Los Cármenes, mientras que, en la pasada campaña, un gol de Aranda, que después sería traspasado al Granada, dejó fuera a los de Anquela. El delantero, entonces, del Zaragoza, marcó el único gol en el duelo de ida en La Romareda y evitó el pase de los nazaríes, que, aunque ganaron 2-1 en casa, se quedaron fuera a las primeras de cambio.

Esa eliminación prematura ha sido una constante en las últimas participaciones del Granada en el torneo. Tan solo en la campaña 2010-2011, la del ascenso a Primera, los rojiblancos lograron pasar una ronda. Fue ante el Albacete. Posteriormente, en la siguiente eliminatoria, una portentosa actuación de Emana permitió al Betis forzar la tanda de penaltis en el Nuevo Los Cármenes, después de que Dani Benítez adelantase a los suyos con un doblete. La suerte fue esquiva y los hombres de Fabri cayeron eliminados desde el punto fatídico.

Para encontrar una participación más honrosa por parte de los granadinistas en la Copa del Rey hay que remontarse a la campaña 2000-2001. Eran tiempos convulsos en el club, que trataba de sobrevivir en Segunda B, pero el torneo trajo consigo un oasis que duró hasta que el Atlético de Madrid, por entonces en Segunda División, eliminó a los rojiblancos en cuartos de final. Antes, el Granada se había cargado al Guadix y al Villarreal, ambos en los penaltis.

Sin embargo, la historia más curiosa de aquella participación copera data de la primera ronda. El Granada eliminó en un enfrentamiento a partido único en Los Cármenes al Recreativo de Huelva, entonces en Segunda División. Los rojiblancos, que jugaron más de 70 minutos con diez, por expulsión de Torres, se adelantaron en el minuto diez de la segunda parte gracias a un gol de Tabuenka, y pese a la inferioridad numérica y a la diferencia de categoría, supieron mantener el resultado. El entrenador del Décano, en aquel año, era Lucas Alcaraz.

Lo que sucedió después es historia. Al año siguiente, Alcaraz ascendió con el conjunto onubense a Primera División y logró alcanzar la final de la Copa del Rey, todo un hito en la dilatada historia del modesto club blanquiazul. Ahora, con el Granada, el técnico nazarí tratará de repetir la hazaña, o, al menos, de lavar la imagen de un club que pasa de puntillas por el torneo desde aquella lejana temporada 2000-2001.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *