Jueves, 19 Octubre, 2017

            

El Granada, incapaz de remontar esta temporada

El Granada CF es el único equipo de esta liga, junto a Deportivo y Rayo, que si empieza perdiendo nunca gana

Miguel Lopes se lamenta tras una derrota | Foto: LFP
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El Granada bajó de nuevo a la tierra en el Estadio de Balaídos. Hacía 42 años que Granada no veía una ‘manita’ en primera división y con eso en la memoria todo se magnifica. El equipo nazarí sigue cometiendo fallos imperdonables en la situación en la que está a falta de tres jornadas para el término del campeonato regular de liga.

EN LA SEGUNDA MITAD PARECIMOS UN EQUIPO QUE ESTÁ EN LA SITUACIÓN QUE ESTÁ”

Es una frase de José González, entrenador del Granada CF, en rueda de prensa, tras la derrota ante el Celta de Vigo. El gaditano insistió que la falta de actitud no es el problema, pero mandó un ‘recadito’ a sus jugadores, repitiendo hasta en dos ocasiones que no entendía la forma de entrar al partido de su equipo.

El Granada entró a Balaídos sin jugarse nada. Nada más lejos de la realidad, el Granada se juega la vida. Nada más comenzar, Guidetti ya pudo derribar la meta de un Andrés felino en estas últimas jornadas. Los gallegos lo buscaron y lo encontraron en forma de penalti de un ‘tranquilo’ Biraghi.

El Granada demostró quién es y lo que se juega en la segunda mitad. Ahí, los rojiblancos ahogaron al Celta, lo empujaron hacia su portería y pudieron marcar más de uno y más de dos tantos. Encontraron su premio desde media distancia y en la espuela de El-Arabi.

El talento dictó lo demás. El Granada se relajó con el empate y quería los tres puntos pero tampoco lo buscaban con decisión. Rochina fue sustituido y el Granada perdió. En todos los sentidos. Aspas y Nolito hicieron el resto.

INCAPACES DE REMONTAR

Es uno de los puntos débiles del equipo. Empezar perdiendo significa no ganar para el Granada. Un dato demasiado severo para un equipo condenado a pelear por la salvación hasta el último aliento temporada tras temporada.

Lo máximo que el conjunto granadino ha sacado esta temporada tras empezar perdiendo han sido cuatro puntos. Empates ante el Deportivo en Los Cármenes (1-1), el Sporting en el Molinón (3-3), en La Rosaleda frente al Málaga (2-2), y el más reciente, un gol de Peñaranda rescataba un punto en San Mamés ante el Athletic Club, que se había adelantado en la primera mitad.

Sabiendo esto, no se entiende aún más la forma de entrar al campo ante el Celta de Vigo. Cuando el Granada se adelanta antes que su rival en el marcador, sus opciones de llevarse el triunfo se multiplican. El ahogo de la segunda mitad es más necesario aún si cabe en la primera, y así con las ocasiones creadas y las buenas sensaciones dejadas por el equipo.

Ante Las Palmas no hay tutía. El Granada comenzará ganando desde la llegada al estadio. Ahí estarán arropados por una masa de gente que no entiende de clasificaciones ni de trofeos, sólo entiende en el rojiblanco horizontal. A partir de entrar al césped, son los jugadores quienes determinarán lo vivo que está el Granada en esta Liga BBVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *