Domingo, 28 Mayo, 2017

El Granada descansa antes de un duro final

El parón liguero de esta semana debe servir al equipo nazarí para tomar el último impulso que le haga afrontar los diez encuentros finales de la campaña, en un calendario duro y exigente

Foto: Fernando Alanzor


image_print

El Granada CF ha vivido esta semana de descanso con cierta relajación. El parón se ha utilizado para descargar tensiones y para recuperar a algunos tocados de cara a una recta final de temporada que se antoja dura, exigente y, posiblemente, agónica.

Los de Abel Resino tienen diez partidos por delante muy complicados, entre los que se encuentran dos rivales directos, el Almería y el Córdoba, además de tener que medirse con cuatro de los primero cinco clasificados del campeonato.

La primera piedra en el camino será el todopoderoso Real Madrid, que recibirá al Granada con la necesidad de resarcirse de la derrota ante el Barcelona. A continuación, dolo tres días después, el Celta visitará los Cármenes entre semana para tratar de acercarse a la mágica cifra de los 41 puntos.

La tercera de las diez etapas restantes es harto importante, puesto que se disputará en Los Juegos Mediterráneos, donde el bloque rojiblanco horizontal salió goleado la pasada temporada ante un Almería, rival directo este año por la permanencia.

Tras este duelo directo, vendrán dos semanas de lo más difícil, en las que los de Resino se medirán a Sevilla y Valencia, ambos conjuntos luchando por seguir aferrados a los puestos europeos. Aunque las dos jornadas siguientes a estos dos complicados compromisos podrían ser casi las más asequibles de esta parte final de la competición. Espanyol y Getafe, en casa y a domicilio respectivamente, serán dos de los partidos que podrían lanzar al Granada hacia arriba.

A tres fechas del final de la liga, el Córdoba visitará el coliseo granadino. A estas alturas la tensión será máxima en este duelo fratricida que podría condenar a uno de los dos equipos al descenso.

Por último, el Granada viajará a San Sebastián, donde en sus últimos compromisos ha solido salir reforzado, pero recibirá al campeón en Los Cármenes, un Atlético de Madrid que podría estar jugándose mucho en la última jornada.

Aún restan 30 puntos por jugarse, de los que el Granada necesita todavía 17 para lograr la salvación matemática. Teóricamente es posible, si bien muy complicado, pero cabe la posibilidad de superar a Celta, Almería, Espanyol, Getafe, Córdoba y Real, y, por qué no, arrancar algún punto de los choques contra los de arriba.

Además, si los resultados de los rivales acompañan y no consiguen puntuar, la cota de la salvación podría rebajarse y beneficiar a los granadinos. No obstante, el calendario está como está, y el Granada debe fijarse en sí mismo y cumplir para lograr el objetivo de la permanencia: 17 puntos en diez partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *